Gabriel Rufián - ABC | Vídeo: Rufián: «Señor Aznar, ¿tiene usted vergüenza?»

Rufián convierte en un circo el Congreso y llama «sinvergüenza» a Aznar

El diputado de ERC aprovecha la comparecencia del expresidente para hablar de Irak y de la boda de la hija de Aznar

MadridActualizado:

La presencia de José María Aznar en el Congreso era una oportunidad demasiado tentadora para un diputado como Gabriel Rufián. El representante de ERC ha llegado a la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP con una camiseta negra con la foto de José Couso y la palabra «asesinado». Rufián ha convertido su intervención en un auténtico circo, ha bajado el nivel parlamentario al subsuelo, en el fondo y en la forma, se ha desahogado con Aznar y le ha acabado llamando sinvergüenza.

La sesión se le ha ido de las manos totalmente al presidente de la Comisión, Pedro Quevedo, el diputado de Nueva Canarias. Sin ninguna autoridad, no ha sabido ni podido controlar el espectáculo de Rufián, quien ha interrumpido constantemente a Aznar, y no ha dudado en hacerse selfies mientras hablaba.

Rufián ha preguntado a Aznar si tenía vergüenza, y se ha respondido él mismo: «No tiene vergüenza». Su primera alusión ha sido para Irak, ha llamado a Aznar señor de la guerra, y le ha acusado de llevar soldados a esa guerra. Pero no se ha quedado ahí.

El diputado de ERC ha sacado a relucir hasta la boda de la hija de Aznar en El Escorial, y ha repasado la lista de algunos invitados, entre los que ha incluido al propio novio. El diputado también ha mostrado la foto del primer Gobierno de Aznar, lo ha llamado «cártel» y ha acusado al PP de ser un partido golpista, por estar fundado «por golpistas, con corruptos en la cárcel».

«¿Es cierto que el banquete y las luces de la boda de su hija fue pagado por mordidas de la Gürtel?», le ha preguntado Rufián. «¿Cómo es posible que de la boda de su hija sólo queden por imputar los camareros?», ha lanzado el diputado de ERC.

Ha sido el único momento en el que se ha visto algo molesto a Aznar. «Entre mis obligaciones no está escuchar frases tabernarias ni titulares tabernarios. He venido cumpliendo una obligación. Pero hay una falta de vergüenza que no tiene límite». Rufián ha comentado que en realidad la boda se «la trae el pairo», pero «según los jueces fue pagada por mordidas de la Gürtel». «Dígame una sola sentencia que lo diga. Acusar infundadamente a alguien con un disparate es ser un corrupto de las palabras», le ha esperado Aznar.

Aznar, que en general no ha perdido la calma pese a las provocaciones y el mal tono de Rufián, ha recordado que este es representante de un partido golpista, que ya protagonizó un golpe de Estado en 1934, y ahora lo vuelve a hacer, para acabar con el régimen constitucional y las Cortes. «Tiene a sus representantes en la cárcel por la peor corrupción, que es la rebelión».

El expresidente ha defendido a su primer Gobierno, ha dicho que era estupendo, y ha recordado que ninguno de ellos fue llamado por la Justicia por actos de Gobierno. En contraste, ha hecho referencia al consejero de ERC que fue acusado de contrabando de tabaco.

Rufián ha terminado muy interesado por el buen sueño de Aznar, y no ha evitado una alusión a «El Padrino». Aznar, con buen tono, ha confesado que duerme bien y ha dado un consejo a Rufián: «Después de su intervención, tengo que decirle que no se entra en las mejores paginas del parlamentarismo a base del histrionismo. Usted puede seguir el camino que quiera, pero si quiere un consejo, no siga por ese camino, porque no le va a ir bien».