Jaime García

Rivera: «Debemos demostrar en la calle que España dice basta a la deriva de Sánchez»

El líder de Cs llama a combatir la «pesadilla» que vive España con Podemos «llevando la economía» y los separatistas «la política territorial»

Apela a los barones socialistas para que se decidan entre «frenar» a su secretario general o quedarse «en las declaraciones para disimular»

MadridActualizado:

El presidente de Ciudadanos llama a la movilización de este domingo a las 12.00 sin ambages. La reticencia constante de Pedro Sánchez a convocar elecciones generales ha llevado al PP y a su formación a impulsar una concentración en la madrileña Plaza de Colón para que el jefe del Ejecutivo escuche en la calle el clamor de los españoles que se niega a atender en las instituciones. Albert Rivera (Barcelona, 1979) clama en pro de un «frente cívico» que frene la deriva del «sanchismo» y empuje a los socialistas a exigir a su líder un viraje radical hacia el constitucionalismo y el fin de sus cesiones al separatismo.

¿Por qué creen que es el momento de salir a las calles en protesta contra Pedro Sánchez?

Son el propio Sánchez y la ministra Calvo quienes corroboran que hay que salir a la calle. El miércoles pedimos una comparecencia urgente del presidente y la ministra Calvo corrobora, esa misma mañana, que efectivamente va a haber un mediador como si España y Cataluña fueran dos Estados. Estamos hablando de una mesa paralela a las instituciones, al margen de la Constitución, para un debate con los golpistas. En ese momento hacemos una reunión de urgencia y salí a convocar la manifestación. Yo mismo escribí a Casado. Es un antes y un después de lo que nunca ha hecho un presidente. Merece una respuesta en la calle.

¿La figura del «relator» supone aceptar la mediación internacional exigida por Torra?

Lo del mediador es la gota que colma el vaso. A mí lo que me preocupa es no solo que haya un mediador, sino que el diálogo entre el Gobierno central y el autonómico se saque de las instituciones. ¿Vamos a debatir los veintiún puntos de Torra? ¿A asumir que España no es un Estado de derecho? ¿Que la Policía y la Guardia Civil son cuerpos represores? ¿Que España es franquista? Es inaceptable. Sánchez prioriza el diálogo con los que quieren romper España y no lo practica con los que queremos defender la Constitución.

¿Rectificará Sánchez si tiene éxito la protesta o aceptará nuevas exigencias para sacar adelante los Presupuestos?

A Sánchez solo le importa continuar en Moncloa, pero hay que poner el foco en la siguiente legislatura. No solamente está buscando sacar los Presupuestos, que le importan menos, sino asegurarse los escaños separatistas. Se negociarán indultos, privilegios territoriales… Quiere una mayoría de «sanchismo»: Sánchez, más Podemos, más separatistas. Sánchez ha despertado una alarma en el PSOE. Si uno escucha las palabras de Alfonso Guerra, de Felipe González, está claro que hacen una enmienda a la totalidad a Sánchez, a un partido constitucionalista que ha dejado de serlo en sus manos. El objetivo del domingo es visualizar que hay una España que no se rinde.

Usted ha definido a Sánchez como «obstáculo», ¿ve al PSOE salvando ese «obstáculo» como en 2016?

No lo sé. El PSOE en su día echó a Sánchez porque temía que pactara con los separatistas; ahora ya sabe que ha pactado con ellos y veo mucho silencio en los órganos del PSOE. Hay palabras valientes y claras de quienes ya no están en los órganos. Si a mí se me ocurriese hacer semejante barbaridad en mi partido, me imagino que el Consejo General o la Ejecutiva pedirían una reunión extraordinaria y habría una mayoría para hacerme rectificar. Tenemos que comprobar si los barones socialistas quieren frenar al «sanchismo» o si lo único que hacen son declaraciones para disimular.

¿Descartan apoyar una moción de censura si el PP la promueve finalmente?

Bueno, es que el PP ha descartado presentarla. El jueves Casado dijo que no tenía escaños suficientes y que no iba a presentarla para perderla. Por tanto, el debate está zanjado. En todo caso, ojalá hubiera escaños suficientes, pero es que no hay ningún síntoma. Si a mí me dijeran mañana que hay diez miembros del PSOE que van a votar a favor de esa moción, claro que sería sensato presentarla, pero para convocar elecciones, claro, porque la Legislatura está agotada.

¿Veremos elecciones generales en 2019?

Esto no se aguanta. Es un Parlamento paralizado, con decretazos, con Podemos «podemizando» la economía. El miércoles veíamos otra reunión entre Iglesias y Sánchez para «podemizar» la economía. Es una pesadilla: Podemos llevando la economía de España y los separatistas, la política territorial. Qué puede salir mal. A mí me parece que cuanto antes se agote la Legislatura mejor. Cada minuto que pasa salen ganando los separatistas y Podemos. Los que tenemos que salir ganando somos la mayoría de españoles.

Volviendo a la manifestación, ustedes la organizan junto al PP, ¿les molestó la llamada de Casado a Abascal? ¿Temen la foto PP-Cs-Vox?

No, yo creo que esta manifestación está más allá de personas y de siglas, de líderes y de candidatos. Cuando salimos a convocar el otro día dijimos que es una convocatoria de la sociedad civil. Yo creo simplemente que los dos partidos de la oposición, como Sánchez no nos da voz, convocamos. Pero más allá de eso va a haber también más partidos: UPN, PAR, UPyD, gente de Vox… va a ser muy transversal y el protagonismo no tiene que ser de candidatos, de personas. Lo importante es demostrar en la calle que España dice basta a esta deriva y que Sánchez escuche. Habrá muchos socialistas también que puedan estar allí.

¿Cómo se puede convencer a los votantes independentistas en Cataluña de que la unidad de España es el mejor proyecto de país?

En primer lugar hay que tener un plan de país. Estamos hablando de Franco, del aborto, de la izquierda y la derecha, y todo eso está superado. En un momento de globalización, España necesita hablar de lo que nos une por encima de lo que nos divide. Una parte de Cataluña ha caído en la trampa con las «fake news», pero un proyecto de España limpio de corrupción, con reformas políticas y económicas, y que mire al futuro es mucho más seductor que uno separatista. También hay que poner fin a comportamientos absolutamente desleales: en la educación tiene que haber una alta inspección del Estado, se tiene que respetar la Constitución, cumplir las sentencias judiciales, la televisión pública no puede ser propaganda… La victoria de Ciudadanos en Cataluña es el camino.