Margarita Robles en una imagen reciente
Margarita Robles en una imagen reciente - IGNACIO GIL

Revés judicial para la ministra Robles: el TS suspende el pase forzoso a la reserva del vicealmirante Gómez

La decisión del Supremo deja nulo, por ahora, el pase a la reserva de este vicealmirante con una dilatada experiencia

Actualizado:

Revés judicial para la ministra de Defensa, Margarita Robles. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha suspendido de modo cautelar el pase forzoso a la reserva del vicealmirante Alfonso Gómez Fernández de Córdoba, decretado en una decisión inusual por el Consejo de Ministros el pasado 31 de agosto.

La decisión del Supremo deja nulo, por ahora, el pase a la reserva de este vicealmirante con una dilatada experiencia. Además conlleva el pago de las costas para la Administración.

Se da el caso que la Sala de lo Contencioso-Administrativo que ha decretado la medida cautelar era a la que pertenecía la exmagistrada Robles antes de incorporarse a la política como independiente en las filas del PSOE.

Ya a finales de septiembre, esta Sala admitió a trámite el recurso del vicealmirante al que aún le restaban cuatro años de servicio con ese empleo militar antes de pasar a la reserva o bien ascender a almirante.

Por tanto, su carrera fue fulminada por una decisión estrictamente política de modo tajante: «No ha habido motivo ni explicación alguna dada a su persona», informaron a ABC fuentes conocedoras del caso.

Antes de su pase forzoso a la reserva, el vicealmirante Gómez Fernández de Córdoba fue cesado previamente, el 3 de agosto, de su cargo como subdirector de Reclutamiento y Orientación Laboral, órgano dependiente de la Subsecretaría de Defensa y que dirigía las oposiciones militares, entre ellas las polémicas de Psicología, cuya paralización por Defensa también ha sido impuganada por opositores.

La decisión de mandar por las bravas a la reserva al vicealmirante en un Consejo de Ministros es excepcional e infrecuente. Previamente, y siempre con un Gobierno socialista, solo dos militares habían sido «mandados» a la reserva de modo tan expeditivo: el teniente general José Mena, por criticar en la Pascua Militar de 2006 el Estatuto Catalán que finalmente fue tumbado por el Tribunal Constitucional; y el teniente general José Antonio Beltrán, responsable militar de la repatriación de las víctimas del Yak-42.