La ministra de Defensa, Margarita Robles, comparece esta tarde en la Comisión de Defensa del Senado - EFE | Vídeo: El pasado mes de julio, Defensa readmitió en las pruebas de ingreso al Ejército a dos mujeres excluidas por llevar tatuajes ATLAS

El Supremo admite el recurso del vicealmirante que purgó Robles

Gómez Fernández de Córdoba recurre una decisión que fue tomada en Consejo de Ministros por la polémica de la oposición a psicólogo militar

MadridActualizado:

La Sala Tercera del Tribunal Supremo (TS) ha admitido a trámite el recurso del vicealmirante Alfonso Gómez Fernández de Córdoba contra el Real Decreto del Gobierno en el que se disponía su pase forzoso a la situación de reserva, según han informado a ABC fuentes solventes.

La representación jurídica del vicealmirante ha solicitado como medida cautelar la suspensión de dicho pase a la reserva hasta que la Sala de lo Contencioso-Administrativo se pronuncie finalmente. En cinco días hábiles el abogado del Estado que representa al Ministerio de Defensa deberá manifestar su posición al respecto (jueves o viernes de esta semana). Además, en veinte días el propio departamento que dirige la ministra Margarita Robles deberá trasladar al Supremo el expediente donde constan los motivos para el pase a la reserva forzoso de un marino de meritoria trayectoria.

Tal decisión fue adoptada en el Consejo de Ministros del 31 de agosto. Al vicealmirante (rango equivalente a general de división en Tierra y Aire o general de dos estrellas) aún le restaban cuatro años de servicio con ese empleo militar antes de pasar a la reserva o bien ascender a almirante (teniente general o de tres estrellas). Por tanto, su carrera ha sido fulminada por una decisión estrictamente política de modo tajante: «No ha habido motivo ni explicación alguna dada a su persona», informan fuentes conocedoras del caso.

Antes de su pase forzoso a la reserva, el vicealmirante Gómez Fernández de Córdoba fue cesado previamente, el 3 de agosto, de su cargo como subdirector de Reclutamiento y Orientación Laboral, órgano dependiente de la Subsecretaría de Defensa y que dirigía las oposiciones militares, entre ellas las polémicas de Psicología.

Los opositores perjudicados

Hay que recordar que, con las pruebas ya concluidas y a falta de notificaciones oficiales, el Ministerio de Defensa quiso repetir esa oposición para psicólogo militar para incluir a dos opositoras con tatuajes no permitidos por el reglamento. Sin embargo, siete opositores que se veían como perjudicados recurrieron y el Tribunal Superior de Jusiticia de Madrid les ha venido dando la razón hasta ahora: el Ministerio no ha podido repetir las oposiciones y ahora será el Supremo quien dirima si Defensa actuó de modo correcto suspendiendo el proceso.

La decisión de mandar por las bravas a la reserva al vicealmirante en un Consejo de Ministros es excepcional e infrecuente. Previamente, y siempre con un Gobierno socialista, solo dos militares habían sido «mandados» a la reserva de modo tan expeditivo: el teniente general José Mena, por criticar en la Pascua Militar de 2006 el Estatuto Catalán que finalmente fue tumbado por el Tribunal Constitucional; y el teniente general José Antonio Beltrán, responsable militar de la repatriación de las víctimas del Yak-42.

«No conoce ni los motivos de su cese ni de su pase a la reserva forzoso. Se puede haber incurrido en una arbitrariedad en la toma de la decisión», insisten las fuentes consultadas por ABC. Del cese el vicealmirante Gómez Fernández de Córdoba se enteró oficialmente un día antes; mientras que de su pase a la reserva se enteró por su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Cabe destacar que su cese como subdirector de Reclutamiento, cargo al que accedió el 12 de julio de 2017 con María Dolores de Cospedal como ministra, es una decisión política factible con la entrada de un nuevo equipo en el Ministerio de Defensa y por tanto inapelable. En cambio, el pase a la reserva de modo forzoso –y de facto el fin de su carrera militar– entraña connotaciones que deberá dilucidar el Tribunal Supremo. En los casos de los tenientes generales Mena y Beltrán el TS avaló su pase a la reserva dando la razón finalmente al ministro José Bono.

En cuanto a la oposición de psicólogos militares, otras fuentes consultadas y afectadas por la actuación del Ministerio de Defensa han descrito la actuación del vicealmirante como «acorde al reglamento vigente» y «tomando finalmente la decisión que se quiso tomar a nivel político como responsable militar».

Sin conocerse los motivos

No se entiende su pase forzoso a la reserva, máxime cuando podía haber otros destinos en el Cuartel General de la Armada Española donde continuar su carrera militar. El vicealmirante Gómez Fernández de Córdoba tiene una intachable carrera teniendo, entre otros destinos, el mando de los buques Marqués de la Ensenada y el buque escuela Juan Sebastián de Elcano. En mayo de 2015 tomó el mando como jefe de la Fuerza Naval de la Unión Europea desplegada en aguas del golfo de Adén y Somalia ( Operación Atalanta) con el buque Galicia como buque insignia.

En noviembre de 2015 con el empleo de contralmirante toma posesión como Almirante Segundo Jefe del Arsenal de Cádiz asumiendo una serie de competencias del Arsenal de Cádiz y la jefatura de las instalaciones logísticas en San Fernando y Cádiz.

Como anécdota queda que siendo el comandante del Marqués de la Ensenada, fue el encargado de la primera detención de piratas somalíes en aguas del golfo de Adén en 2009, cuando este problema llamó la atención internacional por su gravedad.