Rajoy telefonea a Merkel con la prima de riesgo en máximos históricos
Merkel y Rajoy, en una fotografía de archivo - efe

Rajoy telefonea a Merkel con la prima de riesgo en máximos históricos

El presidente del Gobierno busca el apoyo de la canciller alemana tras la visita de Sáenz de Santamaría al FMI y el Tesoro de EE.UU.

agencias
BRUSELAS/MADRID Actualizado:

Con la primera de riesgo en nuevos máximos históricos, el Gobierno intensifica sus contactos internacionales. Si ayer la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría lograba que el FMI y el Tesoro de Estados Unidos arroparan a la economía española, este viernes Mariano Rajoy ha telefoneado a la canciller Angela Merkel.

El presidente del Gobierno mantuvo con Merkel una conversación telefónica. Merkel, ayer, pidió confianza en España, un país «aliado en el camino hacia la consolidación fiscal». En una reunión de los países bálticos que ha tenido lugar en Stralsund, Merkel indicó que el Rajoy ha recibido una «difícil herencia» que ha afrontado con importantes reformas estructurales y con determinación para «generar transparencia».

Merkel indicó que el Rajoy ha recibido una «difícil herencia»

La conversación se produce en una de las semanas más aciagas de la economía española desde la llegada de Rajoy al Palacio de la Moncloa, por las dificultades para sanear Bankia, la continuada caída de la Bolsa española y el repunte de la prima de riesgo. Previsiblemente estos aspectos han centrado la conversación entre los dos mandatarios, después de que en los últimos días diversos representantes del Gobierno español hayan pedido la intervención del BCE para frenar la escalada de la prima de riesgo. Ayer también estuvo en Berlín el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien se entrevistó con su colega alemán Wolfgang Schaeuble.

Hoy mismo, el primer ministro italiano, Mario Monti, ha pedido también a Alemania que permita crear rápidamente mecanismos para frenar el contagio de la crisis de deuda y ha alertado de que, en caso contrario, los países periféricos no proseguirán con la consolidación fiscal.

Monti ha sugerido además, en línea con lo que defiende el Gobierno español, que el Banco Central Europeo (BCE) debería intervenir para frenar el aumento de la prima de riesgo de Italia o España. «Es una posición difícil la de un país que está haciendo un esfuerzo masivo y concentrado en el tiempo de consolidación y reformas estructurales, que obviamente es políticamente y socialmente costoso, pero necesario, y cuya posición está todavía amenazada por enormes posibilidades de contagio», ha lamentado el primer ministro italiano en un discurso ante el foro económico de Bruselas.