El PSOE recurre hoy ante el Tribunal Constitucional la «amnistía fiscal»
Rubalcaba junto al exministro de Justicia Caamaño, inspirador del recurso - abc

El PSOE recurre hoy ante el Tribunal Constitucional la «amnistía fiscal»

El recurso, basado en un informe del exministro Caamaño, sostiene que el Gobierno vulnera el derecho a la igualdad

S.E.
madrid Actualizado:

El PSOE acudirá hoy al Tribunal Constitucional para hacer lo que criticó al PP en la pasada legislatura: recurrir las leyes aprobadas por el Gobierno. Los socialistas presentarán un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto ley que el pasado 30 de marzo instauró la llamada «amnistía fiscal», una serie de medidas tributarias y administrativas con las que se pretende regular «activos ocultos» al fisco. El PSOE también pedirá a la Audiencia nacional que paralice la orden ministerial dictada justo después, informa Efe.

Según el recurso al TC, la regularización fiscal es «especialmente injusta» en sus consecuencias y «manifiestamente contraria a los principios de igualdad, proporcionalidad y progresividad». También entienden que se vulneran los principios de generalidad, igualdad y capacidad económica al otorgar a un colectivo de defraudadores un «privilegio fiscal que llega en ocasiones a neutralizar el deber de contribuir».

Dos artículos vulnerados

El recurso, redactado a partir de un informe del exministro de Justicia Francisco Caamaño, sostiene que el decreto ley vulnera los artículos 31 y 86 de la Constitución. El primero de ellos dispone los principios constitucionales en materia tributaria (generalidad, capacidad económica, igualdad, progresividad y no confiscatoriedad), en tanto que el segundo señala que los decretos ley no podrán afectar a los deberes de los ciudadanos regulados en el título primero, entre ellos el de contribuir al sostenimiento de los gastos públicos.

Los socialistas incluyen en el texto ejemplos prácticos de las situaciones de desigualdad que, según ellos, genera la regularización fiscal. Con el régimen anterior, explica, una persona que quisiera regularizar una renta de un millón de euros obtenida en 2008 y ocultada a Hacianda, debería pagar 565.315 euros (430.000 euros en concepto de cuota, 86.000 por recargo y 49.315 en concepto de intereses de demora devengados), mientras que con la nueva normativa sólo serán 100.000 euros.

Por eso, consideran que se ofrece un tratamiento fiscal mucho más favorable para quien ha incumplido sus obligaciones tributarias que para el contribuyente cumplidor. Y eso «quiebra desproporcionada e injustificadamente la igualdad en el deber constitucional de contribuir y fija para los defraudadores un régimen de auténtico privilegio fiscal, incompatible con la idea misma de Estado de Derecho».