El ministro de Justicia, Rafael Catalá el pasado mes de septiembre
El ministro de Justicia, Rafael Catalá el pasado mes de septiembre - EFE
REFORMA DEL PROCESO PENAL

Políticos y juristas quieren entregar la investigación de las causas a los fiscales

España es de los últimos países del mundo que mantiene la instrucción en manos de los jueces

N. V.
MadridActualizado:

Representantes políticos del PP, el PSOE, IU, Ciudadanos, Podemos y UPyD, jueces, abogados y fiscales coincidieron ayer en que es necesaria una reforma del proceso penal en la que «por fin» se entregue la investigación de las causas -hoy en manos del jueces de instrucción- al Ministerio Fiscal.

En un «cara a cara» entre profesionales de la Justicia y políticos organizado por Sociedad Civil por el Debate, todos los participantes pusieron de manifiesto la urgencia de avanzar en una reforma del Estatuto Fiscal que permita al Ministerio Público asumir así el impulso de la investigación.

Especialmente contundente fue el magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo José Manuel Maza, que recordó que España es de los últimos países del mundo que mantiene la instrucción en manos de los jueces. Señaló que no es el único en el Alto Tribunal partidario de este cambio en el sistema procesal penal.

Así, pidió a los representantes de los seis partidos presentes que cuando se configure el nuevo Gobierno después de las generales del 20-D no atiendan a intereses partidistas, sino que se comporten como «hombres y mujeres de Estado» y sean conscientes de la necesidad de emprender esta reforma.

Por su parte, el exvicepresidente del Tribunal Constitucional Ramón Rodríguez Arribas abogó por una justicia de calidad que esté por encima de los vaivenes políticos, porque los cambios legislativos producen «inseguridad» jurídica. Para este magistrado, la justicia tiene que cumplir tres requisitos esenciales: que no haya una imagen de politización, que sea predecible y que sea rápida.

Ya en plena precampaña electoral, los representantes de los partidos aprovecharon el momento para criticar las reformas legislativas del Gobierno y exponer sus propuestas de actuación en un ámbito en que «más que nunca» la voluntad política es necesaria.