El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, la semana pasada en el Congreso
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, la semana pasada en el Congreso - EFE

Montón, acorralada, irá al Congreso a explicar su máster

La ministra solicita su comparecencia tras exigirlo Podemos. Los socios de Sánchez pedirán su dimisión si no aclara su título

MadridActualizado:

La situación de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, se complica cada día más por las irregularidades que rodearon al máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos. El socio preferente del Gobierno, Podemos, considera que las explicaciones otorgadas por la ministra son insuficientes y exige que se aclare ante el Congreso antes de pedir su dimisión. La dirección del PSOE y el Gobierno, tras una tibia reacción inicial, ha salido hoy en su defensa y asegura tener el respaldo del presidente, Pedro Sánchez.

«Tenemos plena confianza en la trayectoria de la ministra», ha afirmado el ministro y secretario de Organización de Ferraz, José Luis Ábalos, en los pasillos de la Cámara Alta. Los socialistas consideran que el caso de Montón no tiene «nada que ver» con el de los estudios de Pablo Casado y Cristina Cifuentes, cursados en el mismo Instituto de Derecho Público y envueltos igualmente en la sospecha de un presunto trato de favor.

«Lo hizo con la mejor intención siguiendo con las directrices que le establecieron desde la propia dirección del curso. Se limitó a seguir las instrucciones. Tiene todo el respaldo de la dirección socialista», ha aseverado Ábalos, quien descarta su cese pese a la presión de los de Pablo Iglesias. «Aquí no ha habido petición de trato de favor. Podemos puede pedir o que quiera».

Por su parte, el secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, le ha recordado a Sánchez cuáles son las directrices que tiene que tomar si la situación no se resuelve:«Si Montón no responde a las preguntas y no aclara las contradicciones en las que parece que ha incurrido, solamente quedará un camino».

Eso sí, Iglesias ha lamentado lo ocurrido porque la ministra le parece «una defensora de la sanidad pública muy competente y la presión de ciertos lobbies contra ella lo revelan».

La titular de Sanidad, acorralada por la presión de sus propios aliados parlamentarios, ha registrado este martes su comparecencia a petición propia, que fue exigida por Podemos y Cs. El PNV, otro de los socios de Sánchez, considera también que Pedro Sánchez está obligado a hacer movimientos. IU y En Marea anticipan que pedirán su cabeza. «Dimitir por algo que se considera injusto, pues dígame usted...», ha comentado lacónica la portavoz socialista, Adriana Lastra, tras asegurar que Montón ha dado suficientes explicaciones y las seguirá dando.

Podemos: «Es decepcionante»

Pero el forcejeo entre el Gobierno socialista con su socio preferente está servido. Unidos Podemos califica de «decepcionante» la nueva polémica que estalla dentro del Consejo de Ministros de Sánchez, tras la dimisión récord de Màxim Huerta, quien ocupó durante un par de días la cartera de Cultura tras conocerse que defraudó a Hacienda. Y aunque ha ido de menos a más, ya no hace distingos entre este caso y los de Pablo Casado y Cristina Cifuentes, a los que exigió su dimisión rápidamente por haberse aprovechado, supuestamente, de un trato de favor de la Universidad pública.

«No nos han convencido las explicaciones que dio ayer la ministra. Hay muchas dudas», ha señalado la coportavoz de Podemos, Ione Belarra, quien ha equiparado las posibles irregularidades en los estudios de Montón a los realizados por Pablo Casado y Cristina Cifuentes en el Instituto de Derecho Público de la Rey Juan Carlos. «De confirmarse, estamos ante una práctica de trato de favor que se parece mucho», ha asegurado la número tres de Podemos en el Congreso.

También los portavoces de IU y En Marea han reclamado ya la cabeza de Montón si no se desepejan todas las dudas surgidas en torno a su titulación. «No podemos apoyar a un Gobierno con una ministra que no aclara su currículum», ha señalado Antón Gómez antes de entrar en la junta de portavoces.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha insinuado que Sánchez dejará caer a su ministra, una de sus fieles diputadas que le apoyaron votando «no» a la investidura de Rajoy. Aunque la suya es sólo una «intuición», ha precisado.

«La ministra hizo en todo momento lo que se le pidió. No pidió ningún trato de favor», ha justificado Lastra, convencida de que el caso de Montón «no tiene nada que ver» con el de Casado o Cifuentes. «Está dando todas las explicaciones que se le están exigiendo, ha mostrado hasta los correos electrónicos», ha añadido.

«La ministra no tiene nada que esconder», ha concluido la portavoz socialista, confiada en que la comparecencia ante la Cámara ponga punto final a la polémica del máster.

«O lo aclara o debe dimitir»

Pero Podemos reclama ya su salida desde las redes sociales. El secretario de Organización, Pablo Echenique, ha hablado directamente de cese al advertir que si la ministra «no despeja todas las dudas respecto de haber recibido un trato de favor, debería dimitir».

En la misma línea, la secretaria de Coordinación Ejecutiva, Idoia Villanueva, ha considerado que la ministra «debe aclarar su máster en La Rey Juan Carlos o debe dimitir. Los estudiantes que se dejan la piel y la educación de nuestro país no merecen este despropósito. No cambiamos un gobierno para continuar dando cabida a estas práctica». Desde IU, la portavoz adjunta en el Congreso Eva García Sempere, ha reclamado la dimisión inmediata si las « fundadas sospechas sobre la obtención de su máster» no se aclaran de manera inmediata.

En cambio el PP ha decidido mantener el criterio de la presunción de inocencia que defiende para su presidente, Pablo Casado. La portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat, ha destacado qeu Montón se ha convertido en un problema para Pedro Sánchez porque evidencia su «doble vara de medir» dadas las críticas lanzadas contra Casado.