Plazas «de España», fuera de España
Plaza de España bruselense - Flickr

Plazas «de España», fuera de España

Aunque nuestro país cuenta con más de una veintena, las argentinas y mexicanas son más de diez e incluso podemos encontrar una en Bosnia y Herzegovina o en la isla de Guam, en el Pacífico

madrid Actualizado:

Hay más plazas «de España» en el extranjero que en nuestro país. Muchas de ellas son vestigios del pasado colonial. Aunque la «madre patria» cuenta con más de una veintena, las argentinas y mexicanas son más de diez e incluso podemos encontrar una en Bosnia y Herzegovina o en la isla de Guam, en el Pacífico. ¡Y la madrileña no es la única que cuenta con una gran escultura de Don Quijote y Sancho Panza!

Galería de imágenes: las plazas «de España» en el extranjero

En Europa

Bruselas (Bélgica). La Place d'Espagne-Spanjeplein se encuentra en el corazón de la Ciudad Vieja de Bruselas, cerca de la zona de compras para turistas. En verano se suelen celebrar conciertos de jazz en esta plaza que, al estar algo escondida del tumulto turístico, a pesar de encontrarse cerca de él, pasa desapercibida para algunos viajeros. Como homenaje a la lengua española, las estatuas de Don Quijote y Sancho Panza -obra de Lorenzo Coullaut Valera- presiden el lugar, que se encuentra muy cerca de dos conocidos edificios del centro de la ciudad: la Estación Central y la Grand Place-Grote Markt. Esta última es la plaza mayor de la ciudad y en ella se encuentran la Casa del Rey y el Ayuntamiento, cuya famosa torre se puede divisar desde la Plaza de España.

efe
efe

Mostar (Bosnia y Herzegovina). Aunque fue bautizada así en 1995 por los bosniacos , croatas y serbios de la ciudad, el Rey inauguró oficialmente este año la Plaza España de Mostar, construida en homenaje a los 22 militares españoles y al intérprete caídos en acto de servicio en la misión en Bosnia y Herzegovina, que cumple ahora su vigésimo aniversario. La exembajadora del país en España, Zeljana Zovko, explicó a ABC el porqué de la plaza: «La población de Mostar aprecia el sacrificio, esfuerzo y respeto que los soldados españoles demostraron durante la época más dura que vivimos. Por ello todos nos pusimos de acuerdo, justo después del conflicto, para poner el nombre de «Plaza España» a ese lugar. Es la plaza más bonita y la plaza mayor de Mostar. Algo que siempre nos unirá como hermanos, a los ciudadanos de Mostar, y a España y Bosnia y Herzegovina».

Lisboa (Portugal). La lisboetaPraça de Espanha está rodeada por las parroquias de Nossa Senhora de Fátima, Campolide y Sao Domingos de Benfica. En 1998 se reconstruyó el Arco de Sao Bento que la preside. En su día el arco fue trasladado de su lugar originario en la Rua de Sao Bento a la Galeria da Esperança del Aqueduto das Águas Livres, pero ahora es el elemento protagonista de la Praça de Espanha. Muy cerca de ella está el Palacio de Palhva, donde reside el embajador de España, y la Fundación Calouste Gulbenkian, uno de los centros de la actividad cultural de la capital portuguesa.

wikimedia commons
wikimedia commons

Roma (Italia). La Piazza di Spagna recibe su nombre por el Palacio de España, que es la embajada española ante la Santa Sede. Fernando el Católico la ordenó construir en 1480. En la plaza se encuentran además la Fontana della Barcaccia, la sede de la Orden de Malta y la famosa escalinata que lleva a la iglesia de la Trinità dei Monti. La barroca Fontana es obra del conocido escultor Gian Lorenzo Bernini y su padre Pietro. La escultura se basa en una leyenda que asegura que tras una inundación una barcaza que se encontraba en el Tíber acabó en la Piazza. A la Fontana que preside el lugar dan dos de las calles más conocidas de la capital italiana: la Via del Babuino, que conecta con la Piazza del Popolo, y la Via Condotti, famosa por sus muchas tiendas de lujo. Por otra parte, la escalinata, del siglo XVIII, tiene 135 peldaños y su construcción fue financiada por la rama francesa de la Casa de Borbón.

En África y Asia

desdesdr
desdesdr

Malabo (Guinea Ecuatorial). Fue Manuel Fraga , entonces ministro de Información y Turismo, quien en 1968 entregó a Francisco Macias «las llaves» de Guinea Ecuatorial, que dejaría de ser española. Y lo hizo en el Palacio de Gobierno de la Plaza de España de Santa Isabel -hoy Malabo-, que después perdería ese nombre para llamarse Plaza de la Independencia. Francisco Macías se convirtió así en el primer presidente de la nueva nación, e inauguró un «reinado del terror» que duró hasta 1979. Frente a la plaza, la Catedral de Santa Isabel de Malabo, de estilo neogótico y el templo cristiano más grande del país.

Agaña (Guam, EE.UU.). Las ruinas que se encuentran en la Plaza de España de la capital de Guam, «territorio no incorporado» de los Estados Unidos, fueron en su día el Palacio del Gobernador español de la isla. El complejo incluía La Azotea, el Cobertizo de la Siesta, el de las Herramientas, la Casa del Chocolate y las Murallas Españolas. Tras la Guerra hispano-estadounidense de 1898 pasó a ser la casa del gobernador yanqui, que modernizó las instalaciones introduciendo oficinas administrativas. Pero también construyó un campo de béisbol y una pista de bádminton. La Plaza de España, ocupada por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, no sobrevivió a los bombardeos de las tropas estadounidenses durante la liberación de la isla.

el tiempo entre costuras
el tiempo entre costuras

Tetuán (Marruecos). Tras la toma española de la ciudad en 1860, reinando Isabel II, se puso arbolado y luces al Feddán (campo de cultivo, en árabe) y se bautizó al lugar «Plaza de España», nombre que continuaría durante el Protectorado español de Marruecos. Ahora la plaza vuelve a llamarse «del Feddán» o «de Hassan II», y el quiosco, los jardines con palmeras que había en el centro y el suelo de mosaicos que los rodeaban han sido demolidos. El lugar no es más que una gran explanada de piedra y mármol presidida por uno de los palacios del Rey de Marruecos. Es el centro principal de la ciudad y en ella se encuentra la Alta comisaría y, muy cerca, el Palacio del Califa, el Instituto Cervantes y el Teatro Español. Al oeste de la plaza, el ensanche de la ciudad.

En América

Buenos Aires (Argentina). Se llama Plaza España o Parque España, y en el lugar que ocupa había en el pasado varios mataderos. Las autoridades, pese a la oposición de los matarifes, los sacaron del centro de la ciudad por cuestiones de salubridad. En 1872 el lugar fue bautizado como «Plaza de los Inválidos», y en 1900 pasaría a llamarse «Plaza España», nombre que se cambiaría más tarde, en 1982, por el de «Parque España». En Argentina no es la única plaza que tiene «de España» por apellido. También hay una en Rosario, Córdoba, Junín, La Plata y Mendoza.

skyscrapercity
skyscrapercity

Concepción (Chile). Se llama oficialmente Plaza España Isabel la Católica, pero todo el mundo en Concepción la llama Plaza España, sin apellido. Se construyó tras el terremoto de Chillán de 1939, que mató a más de 5.600 personas. El seísmo afectó gravemente a varios edificios emblemáticos de la ciudad, como la Antigua Estación Central, donde se encuentra ahora la plaza. En ella hay una veleta de madera con forma de cóndor, obra de un grupo de estudiantes de la Universidad del Bío-Bío. La plaza y el barrio en el que está situada son conocidos por su ambiente joven.

La Paz (Bolivia). Las plazas «de España» madrileña y bruselense tienen estatuas de Don Quijote y su fiel escudero Sancho Panza, pero la de la capital de Bolivia luce, además, una del autor de la obra insignia de la lengua española, Miguel de Cervantes. La plaza se encuentra en el barrio de Sopocachi, residencial y muy cercano al centro de la ciudad, y aunque está bien situada, la Plaza Avaroa, cercana a la de España, le roba el protagonismo. Hace poco se restauró su suelo de mosaico, se limpió la estatua de Don Miguel, se enrejaron las zonas verdes y se pusieron nuevos columpios para los niños.

Minube
Minube

Miami (Estados Unidos). En Miami Beach, Española Way nos lleva a la Plaza de España, donde en los bajos de sus característicos edificios rosados podemos recordar los sabores dejados al otro lado del «charco» tomando unas tapas. Se trata de un cruce de caminos con terrazas, restaurantes y palmeras, muchas palmeras. Un lugar para sentirse como en casa.

Tegucigalpa (Honduras). La Plaza de España de la capital de Honduras fue inaugurada en 1979 por Don Juan de Borbón y el entonces jefe de la Junta Militar hondureña, Policarpo Paz García. ABC contó así la visita del padre del Rey a la ciudad: «El acto central de la visita de Don Juan de Borbón fue la inauguración de la Avenida Alfonso XIII y Plaza de España en el barrio residencial de Lomas del Guijarro y la solemne entrega de las estatua de S.M. Don Alfonso XIII que preside la plaza». ABC explicaba también el motivo de la elección de la figura del abuelo del Rey: en el pasado, «Alfonso XIII fue elegido árbitro para la demarcación de la frontera entre Honduras y Nicaragua».

Skyscraperlife
Skyscraperlife

Arequipa (Perú). No es la Fuente de Neptuno de la madrileña Plaza de Cánovas del Castillo. Sí, es el mismo dios, pero este se encuentra en la arequipeña Plaza de España. Antes de recibir este nombre se llamó Plazuela de Santa Marta, por la iglesia homónima. Hoy preside el lugar la Corte Superior de Justicia. Arequipa es considerada «capital jurídica del Perú», por eso alrededor de la plaza se concentran importantes bufetes de abogados y despachos de notarios.

Montevideo (Uruguay). La Plaza de España de la capital uruguaya, situada en el límite de la Ciudad Vieja, ha sido protagonista en los último años de un polémico plan de gran reforma. El «Proyecto Reconquista» suponía la construcción de un aparcamiento subterráneo con más de 250 plazas, un museo arqueológico que atesoraría restos de la antigua fortificación de la Ciudad Vieja de Montevideo y la renovación de la biblioteca pública infantil. Además, también se preveía la construcción en el lugar de un monstruo de 43 pisos. Pero la licitación de las obras quedó desierta y, por ahora, la plaza sigue como siempre.

flickr
flickr

Toluca (México). No es la única en territorio mexicano, también tienen Plaza de España en la capital, Tijuana, Veracruz, Puebla y Mérida. Pero la de Toluca es especial, porque como las de Madrid y Bruselas tiene como protagonistas a Don Quijote y Sancho Panza. La escultura de los «caballeros» de la obra de Cervantes es de Lorenzo de Rafael. La plaza está situada junto al Templo de Nuestra Señora del Carmen.

Santo Domingo (República Dominicana). La Plaza de España o de la Hispanidad es la mayor de la Ciudad Colonial -Patrimonio de la Humanidad de la Unesco- de la capital de la República Dominicana. En el centro de la plaza hay una estatua de Nicolás de Ovando, gobernador de la ciudad que la levantó después de que fuese arrasada por un huracán. En uno de los lados se encuentra el Palacio Virreinal de Diego Colón -hijo del descubridor de América- que hoy alberga el Museo Alcázar de Colón. La plaza es uno de los lugares favoritos de los jóvenes de Santo Domingo.