Patxi López, elegido presidente del Congreso por mayoría simple y con el aplauso de Rajoy

El candidato socialista logra 130 votos, del PSOE y de Ciudadanos, frente a los 71 de Carolina Bescansa

Actualizado:

Las votaciones para elegir al nuevo presidente del Congreso han transcurrido sin una sola sorpresa, después de que PP, PSOE y Ciudadanos llegaran a un pacto a tres bandas para la composición de la Mesa el día anterior. El candidato socialista, Patxi López, ha sido elegido presidente de las Cortes, en la segunda votación y por mayoría simple, con 130 votos favorables, frente a los 71 que ha logrado la aspirante de Podemos, Carolina Bescansa.

Al no lograr mayoría absoluta en la primera votación (176 votos), los diputados han tenido que desfilar ante la urna de madera por segunda vez, para volver a votar. En la segunda vuelta, bastante una mayoría simple, y el ganador sería el que tuviera más votos. Se ha repetido prácticamente el resultado de la primera votación: 130 votos para López, 71 para Bescansa, 148 abstenciones y un voto nulo.

Nada más conocerse el resultado, Patxi López ha recibido el aplauso de su grupo parlamentario puesto en pie, pero también de los populares, con Mariano Rajoy a la cabeza. Ciudadanos también le ha aplaudido, así como Pablo Iglesias, pero no la mayoría de los diputados de Podemos.

Estaba pactado que PSOE y Ciudadanos votarían el nombre de Patxi López, lo que suma los 130 votos exactos (90 del PSOE más 40 de Ciudadanos). El PP, por su parte, se había comprometido a no presentar candidato alternativo, por lo que evitó que Ciudadanos tuviera que elegir entre uno y otro, y además supone, en la práctica, la aceptación de López como presidente del Congreso. Era un paso fundamental para después pactar las cuatro vicepresidencias y las cuatro secretarías de la Mesa, y quién sabe si, más adelante, servirá como paso previo para otra gran coalición, en este caso la del Gobierno.

El virtud del acuerdo a tres bandas, el PP pierde la Presidencia, pero consigue tres puestos de nueve, frente a los dos que tendrán, cada uno, el PSOE, Ciudadanos y Podemos. Así, los populares han evitado que el órgano rector del Congreso tenga una mayoría de izquierda, importante en una legislatura que se presenta convulsa.

Las cuatra vicepresidencias se han repartido así: Celia Villalobos (PP), la Primera, con 114 votos; Micaela Navarro (PSOE), la Segunda, con 90 votos; Gloria Elizo (Podemos), la Tercera, con 71 votos; y Rosa Romero (PP), la cuarta, con 53 votos.

Las cuatro secretarías han correspondido para Alicia Sánchez-Camacho (PP), con 97 votos; José Ignacio Prendes (Ciudadanos), 82 votos; Patricia Reyes (Ciudadanos), 78 votos; y Marcelo Expósito (Podemos), con 71 votos.

Ante lo cantado del resultado, las votaciones han servido para ir conociendo a todos los diputados, y para observar sus primeros gestos. La protagonista ha sido Bescansa y su niño, objeto de todas las miradas. Pero no ha pasado desapercibido el saludo de Sánchez a Rajoy en su escaño, ni el de Iglesias tanto a Rajoy como a Sánchez.

También ha sido especialmente significativo el reparto de escaños improvisado que han tenido los diputados. Albert Rivera se ha reservado el mejor escaño, después del de presidente y jefe de la oposición. Se trata del que ocupaba el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, en el centro derecha. Pablo Iglesias ha optado por la misma fila, pero en la izquierda, justo en el escaño que ocupaba el portavoz del PNV.

Los nacionalistas, por cierto, han sido desplazados a las últimas filas del hemiciclo, mientras que los nueve diputados de ERC se han quedado en un primer momento sin escaño, y han tenido que colocarse de forma separada entre los socialistas.