Albert Rivera y José Manuel Villegas sonríen en el cierre de campaña ayer en Madrid
Albert Rivera y José Manuel Villegas sonríen en el cierre de campaña ayer en Madrid - Europa Press

Otra «opa hostil» de Ciudadanos al PP en vísperas de unas elecciones

Albert Rivera encara el 26-M con el «sorpasso» entre ceja y ceja, tras rozarlo en las generales

Elecciones municipales, europeas y autonómicas, sigue las últimas noticias en directo

Valladolid - MadridActualizado:

Si sonoros han sido los fichajes de otros partidos que ha ido incorporando Ciudadanos (Cs) a sus filas de cara a las elecciones generales y autonómicas, no menos lo ha sido el último apoyo a las filas de Rivera desde Castilla y León. La exvicepresidenta de la Junta Rosa Valdeón, veterana política del PP que en la última legislatura acumuló cargos de responsabilidad junto a Juan Vicente Herrera, reapareció el pasado jueves sin previo aviso en su ciudad, Zamora, para dar su apoyo al candidato liberal al gobierno autonómico, Francisco Igea.

Así que la sorpresa, también para sus excompañeros de partido, fue mayúscula después de que Valdeón hubiese abandonado la política definitivamente en 2017 tras acumular dos positivos en alcoholemia –triplicó la tasa en ambos– en poco más de un año. La que fuera también alcaldesa de Zamora se presentó en el acto de Cs, a la misma hora que celebraba en la misma ciudad un mitin el candidato del PP a la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.

Quiso Valdeón dejar claro que esa visita nada tenía que ver con su vuelta a la política y sí para apoyar a su «amigo» Igea, del que destacó que es una persona «valiente» y «honesta». Traicionado se sintió quien la colocó como su número dos en el Gobierno de Castilla y León: «He recibido una puñalada», aseguró Herrera al respecto.

Valdeón se une así en su apoyo a Cs a la exsocialista Soraya Rodríguez y el expopular José Ramón Bauzácandidatos al Parlamento Europeo por Cs–, y a su también excompañera en el PP Silvia Clemente. Esta última ganó las primarias de Cs en Castilla y León, aunque fue despojada de su victoria tras destaparse que se habían emitido 82 votos fraudulentos en un proceso que ahora investiga la Fiscalía.

Campaña para «ganar»

Los de Albert Rivera se han aficionado a pescar entre las filas populares en vísperas de las elecciones. Esta vez, aunque Valdeón no se incorpora activamente al partido, sí acudió a un mitin de Cs a tan solo tres días de las elecciones europeas, autonómicas y municipales. Fue mucho más polémico el anuncio a cuatro días de las generales de la incorporación de Ángel Garrido a la lista que encabeza Ignacio Aguado en la Comunidad de Madrid. El expresidente de la región madrileña cambió el número cuatro en la lista europea del PP por el once en la autonómica de Cs, su socio de Gobierno en la pasada legislatura.

En una campaña basada en el intercambio de ataques entre el PP y Cs –ambos compiten por el electorado de centro-derecha y por erigirse como líderes de la oposición al «sanchismo»–, Cs remata la faena exhibiendo en plaza popular el respaldo implícito de uno de sus rostros mediáticos en la comunidad castellano y leonesa.

Entre ceja y ceja, los de Rivera tienen el «sorpasso» al PP para convertirse a medio plazo en la única alternativa a Pedro Sánchez, «los populistas» y los nacionalistas. La formación se marcó ya como objetivo liderar el centro-derecha tras el 28-A y los resultados le dejaron muy cerca: a menos de un punto del PP y a solo nueve escaños.

Albert Rivera: «Estoy muy orgulloso de que este partido abra las puertas al talento. En este partido solo exigimos que se crea en este gran proyecto»

De cara a mañana, fuentes de la Ejecutiva señalan la Comunidad de Madrid, Aragón y Valencia –las autonómicas en la Comunidad Valenciana se celebraron ya el 28-A– como los lugares en los que más cerca está la remontada al PP. En estos tres sitios, aseguran que las encuestas internas les sitúan en un «empate técnico» con los populares, y confían en que mañana los electores les sitúen por delante. Fuentes liberales del grupo parlamentario en la Asamblea de Madrid, además, señalan que ese «empate técnico» lo rozan también los bloques izquierda y derecha a nivel regional. Sus «trackings» dan a la suma del PSOE con «los dos Podemos» un escaño más que al centro-derecha, aunque confían en dar la campanada. Señalan que incluso puede darse un empate real entre bloques y que deban repetirse los comicios.

También tiene buenas sensaciones Cs en la Región de Murcia, donde desde la dirección dan por hecho que podrán formar un gobierno a la andaluza con el PP. Aun sin «sorpasso», saludan con optimismo esta posibilidad dado que Cs quiere dejar atrás su condición de «bisagra» y gobernar.

Otra incógnita que se despejará desde este lunes es si Cs pacta también gobiernos con los socialistas. Aunque el tono de los liberales ha sido duro contra el PSOE, esta vez no ha habido veto explícito y se ha hablado de acuerdos con «disidentes». Estos podrían «aparecer» en Aragón o Castilla-La Mancha, pero también en Castilla y León, donde los treinta años de gobierno del PP chocan con el discurso de «regeneración» de Igea, el candidato que plantó cara y ganó a la expopular Clemente, apuesta de la dirección liberal.