El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en un mitin en la madrileña plaza de Chamberí - Europa Press | Vídeo: ATLAS

Albert Rivera llama a votar el 26-M contra los nacionalpopulistas que quieren destruir Europa

El presidente de Ciudadanos promete compensar las subidas de IRPF que acometa Sánchez en aquellas comunidades donde gobiernen los liberales

Luis Garicano adelanta que su partido votará en contra de cualquier comisario de Justicia que no se comprometa con la reforma de la euroorden

MadridActualizado:

Sí o no a Europa. Ciudadanos (Cs) plantea los comicios europeos de este 26 de mayo como una batalla entre el europeísmo y los nacionalismos y populismos que pretenden acabar con el proyecto de la Unión Europea. El «brexit» del Reino Unido ha puesto en alerta a la comunidad europea, que afronta ahora sus primeras elecciones desde que los británicos votasen en referéndum su salida.

Los liberales siempre han señalado Europa como una de sus principales apuestas y creen que la UE debe avanzar hacia un proceso de mayor integración a nivel político y tecnológico, para combatir así con las primeras potencias mundiales en todos los ámbitos. El futuro, garantizan en Cs, pasa por más Europa.

Hoy, ante unos cuatrocientos simpatizantes en la madrileña plaza de Chamberí, Albert Rivera ha encabezado el gran mitin de presentación de la candidatura europea de los liberales. Ha comenzado poniendo en valor la lista conformada por los liberales para las elecciones europeas y la ha comparado con la alineación de un equipo «en la final de la Super Bowl o de la Champions League».

Siguiendo con el símil deportivo, un «speaker» ha recitado el nombre de todos los integrantes de la lista. Cuatro nombres propios han acaparado las mayores ovaciones: los liberales Jordi Cañas, Javier Nart y Luis Garicano; y la eurodiputada de UPyD, número dos de Cs en las europeas, Maite Pagazaurtundúa.

«El continente de la sangre»

El presidente de Cs, el primero en intervenir, ha recordado cómo Europa el siglo pasado se convirtió «en el continente de la sangre, de la guerra y del enfrentamiento entre naciones». Por ello, ha señalado la importancia de derrotar en las urnas a los nacionalismos y populismos que cuestionan la UE, que ha traído «un continente de paz».

El mensaje se ha reiterado una y otra vez. Europa está en juego. El auge del nacionalismo no solo se ha desatado en Cataluña, donde en 2017 se llegó al punto álgido del «procés» con la declaración unilateral de independencia del 27-O, sino en otros países de Europa en los que gobiernan o lideran la oposición formaciones que quieren regresar al pasado.

«Vamos a hacer de Madrid la punta de lanza del liberalismo en Europa», ha clamado Rivera, que ha pedido «hacer autocrítica» para liderar las reformas que necesita la UE. «Si le cedemos la crítica de Europa a los populistas, nos acabarán destruyendo», ha advertido.

Otra de las consignas unánimes entre los miembros de Cs es la de movilizar al electorado. Es fundamental, aseveran, para evitar una victoria en las urnas de los nacionalistas y de los populistas. La participación es además una obsesión en Cs, ya que entienden que les beneficia que acudan muchos votantes a ejercer su derecho, como se demostró en las últimas elecciones catalanas o en las generales del pasado 28-A.

Espacio de Justicia compartido

Esa «autocrítica» de la que hablaba Rivera, la ha hecho explícita Luis Garicano, responsable económico de Cs y número uno de los liberales al Parlamento Europeo. Su propuesta, muy aplaudida por los presentes, es más bien una promesa. Asegura que los eurodiputados de Cs no apoyarán la designación de ningún comisario en la Comisión de Justicia si no se compromete antes a reformar la euroorden.

Aunque Garicano ha alabado el funcionamiento del espacio Schengen, que permite la libre circulación de personas de la UE entre los países miembros, ha dicho que tiene actualmente «un agujerito»: el que ha permitido a Carles Puigdemont y a varios de sus exconsejeros huir de España y refugiarse en otro país europeo para evitar responder ante la Justicia.

Ante esta problemática, Cs apuesta por tener un espacio compartido de Justicia en el que las euroórdenes se cumplan con la misma garantía que una orden de detención en el territorio nacional.

«Encaramarse a los gigantes»

Ha tomado la palabra también su número dos en la lista europea, Maite Pagazaurtundúa, que ha instado a no dar por sentada la ciudadanía europea conseguida en 1992. «Somos un gigante comercial, pero ni político ni tecnológico», ha lamentado, y ha agregado que a su juicio el «traje» de europeos se ha quedado «pequeño».

En un emotivo discurso, Pagazaurtundúa ha llamado a «encaramarse a los hombros de gigantes» para derrotar «a los ultranacionalistas que van de la mano del miedo». «Nos jugamos el sí o no a Europa. No votar es que los populistas, los nacionalistas, ese cáncer invisible puedan paralizarnos y llevarnos al desastre», ha avisado.

En clave autonómica y municipal -en el acto también han participado Ignacio Aguado y Begoña Villacís-, Rivera también ha aprovechado para lanzar un compromiso: el de compensar las subidas de IRPF que pueda acometer Pedro Sánchez con bajadas en los tramos autonómicos en las comunidades donde gobierne Cs.