EFE

La Oficina Antifraude de la UE analiza el caso Acuamed

La Oficina Europa de Lucha contra el Fraude también destacó que analizar la información que ha recibido sobre el caso, «no implica que las personas en cuestión sean culpables de algún comportamiento inadecuado» o delito

MurciaActualizado:

La Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) analiza el caso de la empresa pública Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), investigada en España por supuesto fraude y que era beneficiaria de fondos europeos, ha informado hoy a Efe la oficina de prensa de la institución.

«En este momento, OLAF está analizando el caso Acuamed», señalaron las fuentes, que subrayaron que «solamente después de esa evaluación inicial, la institución decidirá si abre o no una investigación».

La Oficina Europa de Lucha contra el Fraude también destacó que analizar la información que ha recibido sobre el caso, «no implica que las personas en cuestión sean culpables de algún comportamiento inadecuado» o delito.

«OLAF respeta plenamente la presunción de inocencia», añadieron las fuentes, que subrayaron que la oficina no va a hacer más comentarios al respecto.

En todos los casos la institución analiza en una primera fase la información que recibe por si pudiera tener un interés a efectos de una investigación, según los estándares y procedimiento de OLAF.

Expertos especializados evalúan esta información para determinar si la Oficina Europa de Lucha contra el Fraude tiene competencia para actuar en cuanto a su mandato de proteger los intereses financieros de la Unión Europea (UE) si hay, por ejemplo, fondos europeos implicados.

También estudia si hay suficientes sospechas de fraude, corrupción o cualquier actividad ilegal que afecten los intereses financieros de la UE para poder abrir un caso.

Asimismo, puede tener en cuenta si la información forma parte de sus prioridades investigadoras.

La Comisión Europea había pedido a OLAF que considerase investigar el caso tras pedir información a España sobre el presunto fraude y señalar que las autoridades españolas ya han indicado su decisión de suspender cualquier declaración de gasto para Acuamed.

También se comprometieron a tomar todas las medidas necesarias para evitar cualquier mal uso del dinero de la UE una vez se hayan clarificado los proyectos concernidos y las supuestas prácticas, señalaron a Efe fuentes comunitarias la pasada semana.

Acuamed, que depende del ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente español, es un beneficiario tradicional de fondos europeos y más en concreto del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y de los fondos de cohesión para realizar obras públicas en el sector del agua en la cuenca mediterránea.

Los países deben enviar los documentos de cierre de los programas correspondientes al periodo 2007-2013 para marzo de 2017, y antes de esa fecha aún pueden reemplazar cualquier gasto irregular, si se detecta, con uno regular que cumpla con los criterios requeridos, según las fuentes comunitarias.