El cambio de embajador en La Habana abre nuevas expectativas en la relación con Cuba
El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha variado la actitud de España con Cuba - abc

El cambio de embajador en La Habana abre nuevas expectativas en la relación con Cuba

Los disidentes en la isla confían en que se recuperen los contactos directos con el jefe de la Misión española

madrid Actualizado:

El nombramiento de Juan Francisco Montalbán como nuevo embajador en La Habana, aprobado este viernes por el Consejo de Ministros, abre nuevas expectativas en las relaciones hispano-cubanas, fundamentalmente por los cambios que pueden experimentar los contactos con los disidentes del interior de la isla. Montalbán, de 53 años y ex embajador en El Salvador y Bolivia, sustituirá a Manuel Cacho, que fue nombrado por el Gobierno anterior y ejerció como director de la Oficina de Información Diplomática con Miguel Ángel Moratinos.

La posición del Ejecutivo de Mariano Rajoy con respecto al régimen castrista difiere de la mantenida por José Luis Rodríguez Zapatero y Moratinos, que optaron por tener un estrecho contacto con las autoridades cubanas, en detrimento de las relaciones con los opositores, para las que mantuvo un nivel más bajo.

De hecho, hace sólo unos días, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó en una entrevista con ABC que no viajará a Cuba si no puede reunirse con los disidentes. Tales palabras fueron respondidas por el viceministro cubano de Relaciones Exteriores, Dagoberto Rodríguez, quien las calificó de «injerencia» y subrayó que nadie ha invitado a García-Margallo a desplazarse a Cuba.

Los disidentes han acogido con satisfacción la actitud de Margallo con Cuba

Por el contrario, las declaraciones del ministro fueron acogidas con satisfacción por el disidente Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación y promotor del Proyecto Varela, una iniciativa para llevar a la democracia a Cuba, de la que se cumplen a hora diez años. Precisamente el viernes, ese aniversario se conmemoró en un acto en la Casa de América, una institución a la que los disidentes no fueron invitados en los últimos siete años de Gobierno socialista.

En el acto estuvieron presentes junto a los representantes en España del Proyecto Varela, Carlos Payá y Regis Iglesias, los responsables de Relaciones Internacionales del PP, José Ramón García Hernández, y de UPyD, Fernando Maura, quienes expresaron su respaldo a los opositores al régimen de La Habana.

El embajador, en contacto con la disidencia

Las manifestaciones del ministro y la presencia de García Hernández en el acto de la Casa América apuntan a lo que pueden ser las relaciones en el futuro. Un cambio que podría verse con la llegada de Montalbán a Cuba es que los contactos con la disidencia, que en los últimos años ha desarrollado un diplomático de la embajada, los mantenga el propio embajador. Así sucedía durante los Gobiernos de José María Aznar, y uno de los que lo practicó fue el actual secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Jesús Gracia.