Virginia López Negrete, durante el juicio del caso Nóos en Palma de Mallorca
Virginia López Negrete, durante el juicio del caso Nóos en Palma de Mallorca - EFE

Negrete maniobra para desvincularse de la trama de Manos Limpias a la que perteneció

La letrada, imputada en las dos causas que tiene abiertas Manos Limpias por extorsión y apropiación indebida, intenta hacerse pasar por una víctima de Miguel Bernad «renunciando» a Nóos

MadridActualizado:

Virginia López Negrete continúa maniobrando para desvincularse de Manos Limpias, la organización de la que fue jefa jurídica y con la que ejerció la acusación popular en el caso Nóos. Este miércoles presentó su renuncia a acudir a la vista que se celebra este jueves para estudiar la posible aplicación de medidas cautelares a los condenados Iñaki Urdangarín y Diego Torres.

La letrada sostiene en un breve pero estudiado escrito que renuncia por motivos «exclusivamente personales, habida cuenta de que hay intereses totalmente contrapuestos, una pérdida de confianza absoluta hacia el cliente así como a las desavenencias que entre ellos son insalvables, de confianza de este letrado hacia su cliente». La estrategia de defensa de Negrete pasa por desvincularse de quien ahora denomina como «mi cliente», pese a que ella, al igual que Miguel Bernard, está imputada en la Audiencia Nacional por extorsión, amenazas, pertenencia a organización criminal, los chantajes de Ausbanc y Manos Limpias. Es más, su participación fue fundamental en uno de los presuntos chantajes investigados por la Udef, el del BBVA, entidad a la que Bernad le pidió que amenazara y así lo hizo.

Como avanzó ABC el pasado 19 de diciembre, la decisión de renunciar al caso Nóos estaba tomada antes de que se conociera la sentencia, por lo que Negrete estaba obligada a dejar la causa tras la sentencia. Miguel Bernad, que fue encarcelado en abril de 2016, envió una carta a su subordinada desde prisión en la que le daba instrucciones de no recurrir el fallo aunque la Infanta fuera absuelta, como así ha ocurrido. Pero ahora la letrada intenta hacer pasar esta decisión como propia y sostenerla en una «pérdida de confianza» en Bernad.

Además de en la Audiencia Nacional, López Negrete también está imputada (la actual figura del «investigado») en el Juzgado de Instrucción número 18 de Madrid en otra causa relativa a Manos Limpias. La Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid la acusa junto a Miguel Bernad de repartirse en metálico casi cien mil euros de una cuenta de Manos Limpias que se nutría con aportaciones de los estafados de Afinsa, un caso que desveló ABC.