Morenés asegura que una relación sólida con EE.UU. es clave para la seguridad de España

El nuevo embajador en Washington compareció ante la Comisión de Exteriores, tras una iniciativa de Podemos

MadridActualizado:

El nuevo embajador español en Washington, Pedro Morenés, afirmó ayer ante la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados que mantener una relación sólida con Estados Unidos es esencial para los intereses y la seguridad de España.

El que fuera ministro de Defensa con Mariano Rajoy, y que llegó hace un par de días a Estados Unidos para hacerse cargo de la Embajada, explicó ante los diputados las líneas generales de lo que quiere sea su actuación como embajador.

La comparecencia de Morenés se produjo tras una iniciativa de Unidos Podemos, que criticó el portavoz del Grupo Popular, José Ramón García Hernandez, afirmando que tras ella lo que se buscaba era tener un titular, ya que sólo habían pasado 48 horas desde que comenzó sus funciones.

En cualquier caso, Morenés dijo tener una instrucciones muy claras del Gobierno en el sentido de defender los intereses de España y de los españoles en Estados Unidos y, ante las insinuaciones del portavoz de Unidos Podemos, Pablo Bustinduy, de que esperaba que no fuera «el delegado de las empresas bélicas» en ese país, señaló que no va a ser «un agregado de Defensa». «Voy a hacer todo lo posible para no ser entendido como un ministro de Defensa puesto de embajador en EE.UU. Sé muy bien lo que tengo que hacer, porque me han dado instrucciones muy precisas», subrayó.

El nuevo embajador insistió en que su tarea será establecer las mejores relaciones posibles con la Administración Trump y dijo que, para ello, hay que basarlas en «el mutuo respeto y en enormes dosis de amabilidad». Consideró muy importante logar una «mutua confianza» para así poder hablar de los asuntos en que no se esté de acuerdo, como por ejemplo, en las relaciones que mantiene Estados Unidos con México.

Según Morenés, «España representa un valor añadido para Estados Unidos, y Estados Unidos lo representa para la seguridad de España». Por ello, reiteró que a los intereses y a la seguridad de nuestro país le conviene mantener una relación sólida con Washington, del mismo modo que Estados Unidos es consciente de la relevancia de España para la seguridad global, dada la situación estratégica que tiene en relación con Europa, con el Mediterráneo y con América Latina.

Asimismo, el embajador puso de relieve el apoyo recientemente reiterado por Estados Unidos a una España «fuerte y unida», en referencia al comunicado de la Embajada estadounidense en Madrid, tras la reunión mantenida por el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, con dos congresistas norteamericanos.

Antes de Morenés, compareció ante la Comisión el nuevo embajador en Moscú, Ignacio Ybáñez, quien apostó por promover las relaciones de España con Rusia y preservar la capacidad de diálogo con ese país, aprovechando para reforzar los intercambios económicos y comerciales entre ambos países.

En relación con la crisis de Ucrania, tras reiterar el apoyo español a la integridad territorial de ese país, indicó que España ha mantenido, desde el comienzo que debe seguir abierto el diálogo con Rusia, y agregó que las sanciones no deben ser un fin en si mismo, sino «un instrumento para conseguir un cambio en el sancionado».