Montoro y Báñez, a su llegada al Congreso - efe
congreso de los diputados

Montoro: «Lo que no se puede pagar es ineludible quitarlo»

El ministro de Hacienda aboga por «renunciar» a los servicios públicos que no son financiables y defiende que el Gobierno recorta «por necesidad»

madrid Actualizado:

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha defendido el ajuste de 65.000 millones advirtiendo que el Gobierno «actúa por necesidad, la necesidad es la que marca el camino» y ha advertido que el paquete busca «hacer viable el sistema de prestaciones sociales en España».

El también titular de Administraciones Públicas ha explicado las motivaciones del nuevo tijeretazo del Gobierno en la convalidación del decreto de medidas urgentes en el Congreso de los Diputados, donde ha abogado por «renunciar» a los servicios públicos que no son financiables. «De lo que podamos prescindir hay que hacerlo, y no al revés», ha añadido.

«Nos conviene renunciar a lo que no es financiable si queremos conseguir factores de éxito, y explicar sin subterfugios que lo que no se puede pagar es ineludible quitarlo porque lo que hace es lastrar las posibilidades de bienestar de los ciudadanos», ha dicho Montoro.

El Ejecutivo, ha asegurado, es consciente de que el resto de formaciones votará en contra de los recortes, ha reclamado a la Cámara «realismo y humildad» para trasladar a la sociedad española los «esfuerzos que tenemos que hacer para salir de la crisis y ser más Europa». Es necesario «decir a los españoles la verdad y cambiar lo que no es financiable», ha defendido.

Rajoy enmienda a Rajoy

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha opuesto frontalmente a los recortes. Para el líder socialista el nuevo paquete de ajuste supone «derogar los Presupuestos Generales del Estado aprobados hace menos de un mes en el Parlamento». Rajoy se enmienda a Rajoy, ha sentenciado. Además, ha augurado que los ajustes profundizarán en la recesión y los ha rechazado por «injustos», proponiendo a cambio la imposición de un impuesto a las grandes fortunas que, sin embargo, el mismo no aprobó cuando ocupaba el cargo de vicepresidente del anterior Ejecutivo socialista. En alusión a las condiciones impuestas desde Bruselas Pérez Rubalcaba ha pedido a Montoro que «diga a los comisarios que el recorte de 65.000 millones es una barbaridad» y ha asegurado que «nunca tantos pagaron tanto por los errores de unos pocos».

«Nunca tantos pagaron tanto por los errores de unos pocos»

Montoro, en la réplica, ha acusado a Rubalcaba de criticar los ajustes sin proponer alternativas y le ha retado a que plantee nuevas fórmulas de financiación para el Estado «con cifras». Es muy fácil, ha dicho, subir a la tribuna del Congreso y criticar los ajustes a los ciudadanos pero ha insistido en que actualmente no se pueden financiar los servicios públicos en España y es necesario hacer recortes.

En la misma línea le ha recordado que el problema fundamental de las cuentas españolas se debe a la abultada deuda externa heredada tras ocho años de gestión de Gobierno socialista del que Pérez Rubalcaba fue vicepresidente y le ha instado a recordar la situación financiera en la que quedó España en noviembre de 2011.

También le ha reprochado «hacer un flaco servicio al país y a la causa de la salida de la crisis» al defender que España no debe cumplir los objetivos de déficit comprometidos con los socios europeos.

Ajuste de 65.000 millones

El Congreso convalida este jueves las medidas de ajuste del Gobierno anunciadas por Mariano Rajoy la pasada semana. Entre los nuevos ajustes se encuentran la subida del IVA y la bajada en la prestación por desempleo. Se esperan los votos favorables del PP y posiblemente de UPN.

El decreto de ajustes incluye el bloque de medidas inicial con el que el Gobierno ahorrará aproximadamente 65.000 millones de euros hasta 2014, de los que 22.100 millones se obtendrán por la subida del IVA general del 18 al 21% y del reducido, del 8 al 10%.