Control de los Mossos a la entrada de Ripoll, el pueblo donde residían los terroristas del 17-A
Control de los Mossos a la entrada de Ripoll, el pueblo donde residían los terroristas del 17-A - ABC

El Gobierno descarta la presencia de los Mossos en Europol

El Ejecutivo y la Generalitat creen que la coordinación policial está siendo óptima

BarcelonaActualizado:

La polémica por la pretensión de la Generalitat de que los Mossos d’Esquadra tengan presencia en el sistema europeo de coordinación policial Europol sigue abierta. La inclusión de los Mossos en los órganos de coordinación internacional, algo que la policía autonómica ha reclamado históricamente, y que el presidente Carles Puigdemont, tras la neutralización de la célula, aseguró que ya nadie se atreve a discutir, no es una prioridad del Gobierno.

Al respecto, el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, ayer en Barcelona, aseguró que Europol es un organismo «que trabaja con Estados miembros», por lo que «el interlocutor tiene que ser el Estado». No obstante, añadió que en la última Junta de Seguridad «ya se habló de cómo mejorar relaciones», y avanzó que se incrementrá el número de agentes de los Mossos de enlace, ahora dos. Desde la Generalitat se ha reclamado de manera insistente su presencia en Europol, y más después de que el Gobierno pactara en junio con la Ertzaintza una mayor integración de la policía vasca, así como la posibilidad de convocar nuevas promociones de agentes, algo que el Ejecutivo catalán también exige.

Sindicatos: «No hay exclusión»

Por otra parte, la supuesta falta de coordinación entre los Mossos y la Policía Nacional y la Guardia Civil en la investigación de los atentados sigue siendo objeto de polémica. Ayer, tras la nota del Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denunciando su «exclusión» de la investigacón por motivos políticos, tanto el Gobierno como la Generalitat negaron esta circunstancia asegurando que la coordinación es óptima.

Íñigo Méndez de Vigo calificó la colaboración de «magnífica», en la misma línea de lo manifestado por el delegado del Gobierno Enric Millo, que habló de colaboración «fluida, constante, permanente» y «leal». Otro tanto se señala desde el Ejecutivo catalán. La versión de ambos gobiernos coincide con lo expresado por fuentes de los tres cuerpos consultadas por este diario, que siempre han señalado que la distancia de sus responsables políticos nunca ha enturbiado lo que definen como una «colaboración operativa efectiva». Sin ir más lejos, agentes de la Policía y de la Guardia Civil practicaron de manera conjunta con los Mossos el último registro el pasado martes del locutorio de Ripoll propiedad de uno de los supuestos integrantes de la célula terrorista.

La nota del SUP y la AUGC fue contestada con dureza por los sindicatos de los Mossos, que negaron la exclusión de Policía y Guardia Civil y hablaron de «polémica artificial» en una relación que ven como «fraternal».