Gaspar Llamazares, en Oviedo, ya daba por hecha el sábado la apertura de expediente
Gaspar Llamazares, en Oviedo, ya daba por hecha el sábado la apertura de expediente - EFE
Crisis en la izquierda

Garzón vs. Llamazares: el enfrentamiento que no cesa en IU

La Coordinadora Federal continúa su purga y abre expediente a Llamazares

MadridActualizado:

«Estamos en la recta final de la purga que la actual dirección de IU ha hecho», así de contundente se mostró ayer Izquierda Abierta (IzAb), formación integrada en IU y de la que forma parte Gaspar Llamazares, tras anunciarse la esperada apertura de expediente sobre este y otros dos de sus compañeros –José Alberto Novoa y Arantxa Azmarra–. Los desencuentros entre el actual coordinador federal de IU, Alberto Garzón, y dos históricos de la coalición como el propio Llamazares y Cayo Lara han sido constantes desde la confluencia con Podemos para las elecciones generales de 2016.

El último conflicto entre Llamazares y la Coordinadora Federal de IU, su órgano de dirección, estalló cuando el primero hizo pública su intención de concurrir a los comicios de mayo de 2019 junto al exjuez Baltasar Garzón con un nuevo partido, Actúa, que pretende huir, entre otras cosas, del flirteo con el independentismo mantenido por Unidos Podemos. En el acto de presentación de la nueva formación, el pasado 15 de diciembre, Llamazares tendió en vano la mano a IU para futuros acuerdos electorales. Desde la dirección de IU se aferran a los estatutos para enconar el enfrentamiento personal entre Llamazares y Alberto Garzón, y tratan de forzar su salida esgrimiendo que ningún miembro de IU puede competir electoralmente contra la coalición.

Una falta «muy grave»

En la votación del informe elaborado por la Secretaría de Organización de IU, en el que se acusa a Llamazares de incurrir en una falta «muy grave», el 96 por ciento de los presentes en la dirección se mostró a favor de abrir contra él un expediente disciplinario. Alberto Garzón, tras la puesta de largo de Actúa, solo tardó dos días en avisar a Llamazares de que cometía «transfuguismo» político, lo que provocó que este dimitiese el 24 de diciembre de todos sus cargos en la dirección, pero no como portavoz en Asturias, donde mantiene su «compromiso» con sus electores.

IzAb, que no acudió a la «reunión de linchamiento» de este domingo, denunció que no se recogen sus alegaciones, por lo que se negó a participar en «este paripé» de la dirección. La formación se sitúa ahora en la «reconstrucción de la izquierda» y en la movilización de un sector «cada vez más huérfano». Llamazares, su coportavoz, tenía claro ya este sábado su lugar en IU: «En la capilla, yo estoy en la capilla».