Esta es la dieta de un «super» soldado español

Las raciones individuales de combate (RIC) van a variar su contenido, en función del ejercicio que vaya a realizar, con un aporte de 3.000/3.500 y 4.000 calorías.

Actualizado:

Los soldados del Ejército de Tierra se enfrentan a exigentes jornadas que incluyen sesiones de entrenamiento, formación militar o guardias en la base en la que están destinados. Un esfuerzo que debe verse compensado en su alimentación, especialmente en los casos de aquellos militares que se encuentren destinados en misiones o de maniobras. Para ello, cuentan con las raciones individuales de combate, que esconden tres paquetes para cubrir las comidas de un día. El aporte es de 3.000 calorías diarias. Si hay un trabajo físico intenso y bajas temperaturas, 3.500. Y en el caso de las operaciones especiales 4.000 calorías.