Una imagen de los acusados durante una de las sesiones del juicio a los líderes del plan secesionista ilegal - EFE

Las defensas del «procés» tratarán hoy de rebatir la acusación de rebelión

Los acusados cerrarán mañana el juicio con sus quince minutos en el turno de última palabra

Juicio del procés, en directo: jornada del martes, 11 de junio

Juicio del «procés», última jornada en directo

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Tribunal Supremo retoma hoy el juicio oral a los líderes del «procés» con los alegatos de las defensas, que tratarán de rebatir las acusaciones en contra de los doce acusados, con el delito de rebelión en el foco del debate. La vista oral concluirá mañana, cuando comenzará la cuenta atrás hacia la sentencia, que se espera para después del verano y que definirá la dimensión del desafío secesionista contra los pilares del orden constitucional español.

El letrado de Oriol Junqueras, Andreu van den Eynde, levantará hoy el telón con un discurso que se prevé cercano a un mitín político, pues siempre ha cuestionado con brocha gorda las garantías del juicio, desatendiendo las argumentaciones más jurídicas. El resto de los letrados defensores se centrarán en responder a las acusaciones, enfocándose en las pruebas del juicio y en el Derecho. Ni siquiera Jordi Pina –el abogado de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, en otras ocasiones más polémico– cuestionará previsiblemente las garantías del juicio, que Manuel Marchena ha dirigido con mano izquierda y pulcritud jurídica.

Cada abogado dispondrá de una hora de duración para el alegato correspondiente a cada acusado, aunque el tribunal será flexible si es necesario, tras las protestas de los letrados después del informe de la Fiscalía. En este trámite, que se extenderá a lo largo de dos jornadas –la última fase de la vista oral–, los abogados expresan sus conclusiones tras la práctica de las pruebas del juicio. Es su última oportunidad para convencer a los jueces de que la razón está de su parte.

Tras estos discursos, mañana llegará el turno de la última palabra de los acusados, que podrán transmitir lo que desean durante quince minutos. Sus voces cerrarán la vista oral, en la sesión número cincuenta y cuatro, la última, en la que el juicio quedará visto para sentencia cuatro meses después. Todo comenzó el pasado 12 de febrero, y en su desarollo han comparecido 422 testigos y 16 peritos.

Los abogados tendrán el reto de rebatir los argumentos de las acusaciones, que el pasado martes lanzaron sus alegatos finales. En un discurso implacable, el Ministerio Público calificó el plan secesionista ilegal de «golpe de Estado» y argumentó sus motivos para acusar por rebelión a nueve de los doce acusados. La Fiscalía considera que los líderes del «procés» empujaron hacia la independencia por las vías ilegales, llevando a la práctica una estrategia conjunta entre el Govern de Puigdemont, el Parlamento catalán dirigido por Carme Forcadell y las asociaciones que manejaron las movilizaciones en las calles, encabezadas por Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. La Fiscalía sostiene que los acusados llamaron a los ciudadanos catalanes a enfrentarse a la Policía en las jornadas decisivas del «procés», como el referéndum ilegal del uno de octubre, por lo que aprecia que incitaron a la violencia cuando la necesitaron.