Joan Tardà, Gabriel Rufián y José Manuel García-Margallo
Joan Tardà, Gabriel Rufián y José Manuel García-Margallo - EFE

La dedicatoria de Margallo a Tardà: «A mi buen amigo y digno adversario político»

En la conversación entre ambos en el Congreso ha habido espacio para el análisis en clave política de la situación en Cataluña, sobre la que ambos coinciden en que no se resolverá hasta que se reconozca que es también «un problema español»

Actualizado:

El ex ministro de Asuntos Exteriores, y actual presidente de la Comisión Mixta, José Manuel García-Margallo ha protagonizado una de las imágenes de la jornada en el Congreso. García-Margallo ha compartido en el patio de la Cámara Baja unos minutos junto a Joan Tardà y Gabriel Rufián, mientras en el interior del hemiciclo el Gobierno anunciaba nuevas medidas en Cataluña al amparo del artículo 155.

En plena charla, el exministro ha aprovechado para regalarle al portavoz parlamentario de ERC una copia de su nuevo libro, con dedicatoria incluida. «A un buen amigo y digno adversario, con afecto», reza la firma.

La conversación entre ambos ha dado también para el análisis en clave política de la situación actual en Cataluña, sobre la que ambos en que el problema de Cataluña no se resolverá hasta que se reconozca que es también «un problema español».

«Nada se va a resolver hasta que no se asuma que el problema catalán es un problema español porque si no, parece como si no tuviera nada que ver con España. Este es uno de los problemas que existen», ha reconocido Tardà.

Margallo, quien no ha escondido nunca su opinión al respecto de la cuestión catalana, ha señalado que «es un problema español», pero que discrepa con el camino que han seguido los secesionistas alejados de la Constitución y la ley. «Él es un independentista desde niño y yo tengo pasión por España y eso es lo que nos separa», ha destacado.

Pese a sus diferencias, el exministro ha asegurado que «solo desde la judicialización» de la cuestión catalana no se alcanzará una solución. En su opinión, además de garantizar el respeto a la Constitución, «hay que hacer más». «Hay que hacer política para resolver el problema en su conjunto y durante un cierto tiempo», ha sostenido.