Begoña Villacís y Albert River en la última fiesta de San Isidro
Begoña Villacís y Albert River en la última fiesta de San Isidro - Inma Flores

Ciudadanos esperará a 2019 para las primarias y no descarta figuras independientes o ex de otros partidos

En el partido no se oculta que la gran apuesta en ese ciclo electoral es la de Begoña Villacís como alcaldesa de Madrid. También la de Fernando Giner para pelear la alcaldía de Valencia o ciudades como Málaga, Valladolid o Zaragoza

MadridActualizado:

Ciudadanos no se siente interpelado por la decisión de Rajoy de que el PP tenga designados sus principales candidatos para las elecciones municipales y autonómicas del próximo año antes del verano. Con toda probabilidad el PSOE lo hará también en torno al ecuador de este año. «Barajamos hacerlo a principios de 2019. En torno a enero o febrero. Y lo vamos a mantener. No nos van a entrar las prisas porque el PP se empiece a mover», señala José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos y principal responsable de cuadrar las piezas de un puzle todavía incompleto.

En esas primarias no habría grandes cuestiones por dilucidar. El partido creado a partir de la última asamblea general (febrero de 2017) funciona con precisión cesarista y sin que la contestación sea mucho más que un rumor. En estos momentos dos son las grandes incógnitas por dilucidar. En primer término la candidatura de Andalucía, que serán los primeros comicios en celebrarse. La dirección nacional prefiere mantener a Juan Marín, pero Luis Salvador, diputado en el Congreso, no descarta presentarse. Fue el más votado en la elección de compromisarios en Andalucía para la última Asamblea.

El otro escenario clave es el de la Comunidad Valenciana. Todo apunta a que Toni Cantó dejaría el Congreso para librar esa batalla, pero la cuestión no está cerrada. Mientras, la portavoz en las Cortes valencianas,Mari Carmen Sánchez, ya ha abierto la posibilidad a presentarse. En la dirección nacional dicen estar contentos con su trabajo, pero la sitúan por detrás de Cantó en sus preferencias.

Sin vaciar el Congreso

Su deseo además es que no sean candidaturas de ida y vuelta. Es decir, si Cantó decide competir por la Generalitat se buscará otro perfil para que encabece la lista al Congreso por Valencia en las próximas generales. Esta cuestión es importante porque Villegas busca un encaje que no le obligue a descapitalizar el Congreso de los Diputados para competir en las autonómicas. Melisa Rodríguez (Canarias) o Nacho Prendes (Asturias) fueron en listas autonómicas en 2015, pero en la sede de Ventas se les quiere en Madrid. En el caso de Cantabria si parece probable que Félix Álvarez deje el acta para dar la batalla autonómica.

El objetivo de Ciudadanos en el ámbito autonómico es crecer en todos los parlamentos y sobretodo «entrar en los tres que faltan». En 2015 Ciudadanos no logró representación en Castilla-La Mancha, Canarias y Navarra. A los que habría que sumar Galicia y País Vasco, que se celebraron en 2016. Estos comicios se entienden por tanto como una segunda fase para consolidar la expansión territorial del partido. La aspiración es mantenerse como una formación determinante para gobernar en el mayor número de territorios. Además, la dirección nacional ya determinó que para esa nueva legislatura ya sí apostaría por permitir que se entrase en los gobiernos autonómicos.

Pero el gran objetivo de Ciudadanos en 2019 son las ciudades. «Gobernar alguna de las grandes ciudades», dice Villegas, que lo considera «un salto cualitativo» para afrontar también las generales. En el radar de Villegas aparecen, por este orden, Madrid, Valencia, Málaga, Valladolid y Zaragoza. En el partido no se oculta que la gran apuesta en ese ciclo electoral es la de Begoña Villacís como alcaldesa de Madrid.

No celebrar todavía las primarias se debe también a la intención de mantener las puertas abiertas a posibles incorporaciones. Aunque la apuesta general es la de la continuidad. Pero en las listas habrá a buen seguro muchas novedades, incluyendo figuras independientes. «En el plano teórico si que es posible, si cuadra con los valores y la imagen del partido. Es posible si llega la persona adecuada en el sitio adecuado», reconoce Villegas. También anticipan que va a llegar gente de otros partidos: «Va a haber gente del PP que llame a nuestra puerta. Analizaremos cada uno de los casos y veremos si cuadran con los perfiles de Cs. Y no admitiremos a nadie que venga con acta de cargo público de otro partido», asegura el número dos de Cs. Tras la modificación de estatutos solo hay que hacer primarias para el cabeza de lista (antes eran los cinco primeros puestos), por lo que la dirección podrá acomodar a los nuevos perfiles sin resistencia.

Subida de afiliación

Los últimos datos que maneja el partido sitúan su afiliación en algo más de 24.000 personas. Después de haber «limpiado» el censo de impagados el pasado año, el partido está en crecimiento desde el verano. A finales del mes de enero los datos señalaban que en los cuatro meses precedentes se habían sumado 5.000 afiliados, unos 40 diarios de media en toda España. Es decir, algo más del 20% de su afiliación ha llegado en los últimos cuatro meses.