Pablo Casado, candidato a la presidencia del PP - Maya Balanya | Vídeo: Europa Press

Casado «gana» en avales y Santamaría se niega a dar la cifra

Un candidato de última hora eleva a siete los aspirantes a la sucesión de Mariano Rajoy en el Partido Popular

MadridActualizado:

A las dos de la tarde se ha cerrado el plazo para la presentación de candidaturas a la presidencia del Partido Popular. A esa hora, siete aspirantes se habían registrado como aspirantes con los avales necesarios. Y uno de ellos puede proclamarse ya como ganador al menos en número de firmas recogidas: Pablo Casado. El vicesecretaria de Comunicación del PP se ha presentado en Génova, 13 con más de 5.000 avales, según ha mostrado con orgullo.

El desfile de candidatos ha sido continuo durante toda la mañana. El más madrugador ha sido el último en apuntarse a la carrera por la sucesión. Elio Cabanes, concejal de La Font de la Figuera, en Valencia, ha llegado a la sede nacional del partido con 140 firmas de militantes, dispuesto a disputar el liderazgo del partido con los grandes.

José Luis Bayo, ex presidente de Nuevas Generaciones de Valencia, presentó el lunes 350 avales, y este miércoles, el último día de plazo, ha llevado a la sede otros 50. «Todos de militantes», subraya.

El exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo ha hecho oficial su candidatura con cerca de 500 firmas. Según ha subrayado, quiere llegar hasta el final y no ha querido decantarse por ninguno de los favoritos, porque ni siquiera conoce su programa. Eso sí, ha advertido de que la campaña no puede convertirse en una guerra de «las Dos Rosas» porque el partido acabaría roto y fragmentado.

El diputado nacional por Ávila y portavoz de Exteriores del Grupo Popular, José Ramón García Hernández, también se ha presentado con medio millar de avales. García Hernández ha dado la bienvenida a todos los candidatos que quieran presentarse.

La exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha hecho una demostración de fuerza al desplazarse a la sede del partido. Acompañada de varios exministros, como Fátima Báñez y Alfonso Alonso, y del exdirector de gabinete de Rajoy José Luis Ayllón, y con otros exministros ya en su equipom, como Íñigo de la Serna e Íñigo Méndez de Vigo, no ha querido entrar en una guerra de avales. De hecho, se ha limitado a subrayar que ha presentado «más de cien», que era el mínimo exigido.

Pablo Casado ha querido hacerse visible mediante el número de avales: más de 5.000. Lo que le sitúa en primer lugar en esta primera «prueba» de la carrera por la sucesión. Casado ha aprovechado para denunciar el «juego sucio» contra su candidatura, al filtrarse informaciones, que considera poco rigurosas, que aumentan las dudas sobre sus estudios de posgrado.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha sido la última en llegar, apenas diez minutos antes de que se cerrara el plazo. Ha conseguido «más de 3.200» avales. En concreto, según han precisado después, ha sido 3.336 firmas «en solo 24 horas».