El presidente del PP, Pablo Casado, ayer participando en el Foro La Voz de Cádiz
El presidente del PP, Pablo Casado, ayer participando en el Foro La Voz de Cádiz - EP

Casado confía en el apoyo de sus barones para la reforma de la Educación

El líder del PP pide a su partido defender «la competencia estatal sin complejos»

Cádiz Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En la recta final de la campaña andaluza, Pablo Casado dedicó ayer toda la jornada a Cádiz, donde defendió su propuesta de reformar la Educación para que vuelva a ser una competencia del Estado, aunque las comunidades se ocupen de la parte administrativa. En un foro organizado por «La Voz de Cádiz», Casado desveló que ha hablado con los barones territoriales del PP, y cuenta con su apoyo para defender que la Educación «es una competencia estatal, sin complejos».

El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, había expresado su rechazo el día anterior a una recentralización de competencias, y defendió el éxito del Estado de las Autonomías. Por eso, Casado aclaró ayer que ya ha tenido contactos con Herrera, pero también con Alberto Núñez Feijóo, Ángel Garrido, José Ignacio Ceniceros y Fernando López Miras, y todos tienen «el modelo muy claro». «Respetamos las autonomías, pero tenemos claro que la competencia es estatal, y esa competencia el PP la va a ejercer sin complejos».

Fuentes próximas a Casado aseguraron que se siente totalmente respaldado por su partido en su propuesta de reforzar el Estado y recuperar competencias. Y quitaron importancia a las críticas de Herrera, porque «es un presidente de salida». «El que cuenta es Mañueco», advierten, el líder del PP en Castilla y León.

En el mismo foro, y ante la presencia de Juan José Cortes, el padre de la niña Mari Luz, asesinada en 2008, propuso ampliar los supuestos para aplicar la prisión permanente revisable, para los casos de secuestro previo al asesinato y ocultación de cadáver, Además, defendió una reforma de la ley del Menor, para rebajar la edad penal y que ocurran casos como el de «El Rafita», el asesino de Sandra Palo.

En clave andaluza

El líder nacional del PP también habló en clave andaluza. Así, aseguró que el PP estaría «encantado» de recibir los votos de aquellos que quieran cambiar las cosas en Andalucía», en alusión tanto a Vox como a Ciudadanos, si bien quiso dejar claro que «habrá que preguntar a esos partidos si quieren apoyar al PP». El mensaje del líder popular estuvo claro: el único «voto útil» es el que se otorga al PP, de forma que si hay ciudadanos que no están «contentos» con lo que pasa en Andalucía deberían ser «coherentes» y «optimizar sus esfuerzos» para no caer «en la melancolía».

Porque, a su juicio, en Andalucía sólo puede haber un «Gobierno comunista-socialista o un Gobierno de cambio liderado por el PP». «Si alguien se quiere dar el lujo de votar a una opción sencillamente por probar o porque es numerosa, o quiere pensar que otra opción que hace cuatro años votó a Susana Díaz puede haber cambiado, serán esfuerzos inútiles». Casado ha apostado por «una Andalucía con regeneración institucional, con una administración austera, eficiente, reducida y honesta».