Luis Bárcenas, extesorero del PP - EFE

Bárcenas reconoce que no tiene documentos para explicar su fortuna oculta en Suiza

El extesorero justifica sus fondos como «un fondo de pensiones» en su segundo día de interrogatorio

MadridActualizado:

Luis Bárcenas no es capaz de explicar a la Fiscalía las razones que le llevaron a ocultar su dinero en Suiza, un país en el que llegó a acumular 48,2 millones de euros. El extesorero del PP ha explicado este martes en el juicio en la Audiencia Nacional que estos fondos procedían de «operaciones comerciales» que llevó a cabo fuera de España y que abrió su primer cuenta en el país helvético en 1998.

«No lo ingresaba en España porque era de operaciones fuera de España y prefería tenerlo fuera de España. No estaban declarados esos ingresos», ha afirmado. «¿Por qué no lo declaraba?», ha intervenido la fiscal Concepción Sabadell. «No tiene otra explicación. Era como un fondo de pensiones que tenía fuera de España», ha respondido en ese momento Bárcenas, en la segunda jornada de su declaración.

El Ministerio Público solicita 42 años y medio de cárcel para Bárcenas, entre otras cosas por 17 delitos fiscales que cometió al ocultar su dinero en estas cuentas. El antiguo gerente y tesorero del Partido Popular, quien ayer atribuyó a Mariano Rajoy el fin de las relaciones de la formación política con la Gürtel, ha relatado el proceso con el que abrió dos cuentas en Suiza, al comienzo bajo su nombre y a partir de 2005 a nombre de una sociedad y una fundación, según su versión.

El extesorero declara por primera vez como acusado por su rol en la trama Gürtel, una red de corrupción que colonizó numerosas administraciones del PP en los años de la bonanza. Este juicio siente en el banquillo a 37 acusados, empresarios, políticos y funcionarios que pervirtieron la función público. Muchos de ellos, entre ellos Bárcenas, ocultaron además sus ganancias ilícitas en cuentas opacas.

En su declaración, el antiguo tesorero ha tratado de argumentar este martes que él nunca ocultó que esas cuentas eran suyas. «He estado identificado como cliente de los bancos siempre, no me he ocultado en ningún momento», ha asegurado. Según su versión, la razón por la que en 2005 creó la sociedad panameña Sinequanon para guardar sus fondos fue que gestionaba dinero de unos inversores iberoamericanos y que era una «persona políticamente expuesta» en España al ser senador. Las cuentas estaban en el banco suizo Lombard Odier y Dresner.

«La transparencia para las autoridades españoles no es objeto de esto», ha afirmado Bárcenas al confirmar que España no conocía estas cuentas suizas. En esta segunda parte de su interrogatorio, la Fiscalía ha entrado de lleno en el origen de la fortuna del extesorero, una de las cuestiones que más pesan contra él y de la que tiene difícil escapatoria. El Ministerio Público tiene autorización de Suiza para utilizar los datos bancarios de Bárcenas, algo que han tratado de impedir por activa y por pasiva sus abogados defensores.

El extesorero ha aportado este martes por primera vez datos que, según su versión, explican el origen de los fondos que acumuló en Suiza. Bárcenas, sin embargo, ha descartado que tenga documentación (contratos, facturas) que aporten veracidad a esta explicación. El antiguo gerente del PP se ha referido ha una compraventa de un cuadro que le aportó 1,83 millones de euros; a una inversión en la OPA de Endesa que le generó 730.000 euros; o a una actividad empresarial vinculada a un aserradero de madera en Costa Rica, de la que sacó un beneficio de 928.500 euros, entre otras operaciones. Con estos números, Bárcenas explica unos ingresos de 8,5 millones de euros entre 2003 y 2008, una parte pequeña de su fortuna.

La Fiscalía, que desconfía de esta numeración, ha cuestionado a Bárcenas por qué aporta ahora estos datos, 8 años después de que estallara el caso. El antiguo senador ha respondido que no pudo recopilar la información mientras estuvo encarcelado de forma preventiva mientras era investigado, entre agosto de 2013 y enero de 2015, y que ha estado trabajando en ello hasta el mismo pasado domingo. Ha reconocido en varias ocasiones que no tiene soportes documentales, algo que ha tratado de justificar diciendo que gran parte de lo que cobró era por intermediar en operaciones, una labor que se pagaba sin contratos.