Alfonso Sánchez, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo
Alfonso Sánchez, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo - ERNESTO AGUDO
Alfonso Sánchez, Presidente de la AVT

Alfonso Sánchez: «El día que aquí no se haga lo que ETA quiera, volverá a las armas»

El sucesor de Ángeles Pedraza al frente de la AVT avisa de lo «nefasto» que es para España el tratamiento dado a Otegui

Actualizado:

A Alfonso Sánchez (Puertollano, Ciudad Real, 1965) aún le duele la metralla que lleva en el brazo y en el costado cuando cambia el tiempo. El primer guardia civil que preside la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) se acuerda cada día del atentado que sufrió en la Plaza de República Argentina en 1985, perpetrado por el comando Madrid. Ahora, el sucesor de Ángeles Pedraza, dice que se dejará la piel por el colectivo. «La satisfacción de ayudar a las víctimas, de irte a la cama con el deber cumplido, es la más grande que hay».

-¿Se supera alguna vez ser víctima de un atentado terrorista?

-Las secuelas te quedan siempre. Intentas superarlo, pero son fases a lo largo de la vida, y cuando crees que lo tienes superado hay una derogación de la doctrina Parot, y ves que tres asesinos que estaban condenados por tu atentado, salen a la calle. Así que superarlo, entre comillas.

-Este domingo se cumplen 25 años del atentado de la casa cuartel de Vic, ¿cómo lo vivió usted entonces?

-Con profunda rabia y con doble sufrimiento: todos los atentados son terribles, indiscriminados, pero más cuando mueren cinco niños.

-¿Y ahora en el aniversario?

-Igual que entonces. El dolor de las víctimas no prescribe.

-¿Qué opina de que que haya partidos que reciban con honores a Arnaldo Otegui en una institución como el Parlamento autonómico?

-De la basura ni me ocupo. Para mi buena salud mental y la de los asociados, bastante hemos sufrido para que venga gentuza con historias que me parecen desfasadas en el tiempo, en el sentimiento y en todo. Ni quiero pensarlo ni quiero verlo porque me parece que lo que son y lo que hacen es algo nefasto no solo para las víctimas del terrorismo, sino también para España.

-¿Qué está fallando para que una persona sobre la que pesa una inhabilitación para ejercer un cargo público esté haciendo campaña para ser sea candidato a lendakari?

-Está fallando el Estado y el Gobierno. Después de eso, falla todo: los fiscales, los jueces, la judicatura… si un Gobierno no es firme y no actúa conforme a la ley vigente, sino que se le aplique a quien interesa sí y a quien interesa no… Creo que un país se lleva de una forma seria y contundente, y en estos cuatro años no ha sido así.

-¿La AVT va a hacer algo?

-Bastante tenemos con mantener nuestra línea clara de trabajo, de atención a las víctimas, de proyección al exterior y de seguir nuestro lema: verdad, memoria, dignidad y justicia. Nosotros intentaremos seguir trabajando como hasta ahora y peleando por la justicia en la Audiencia Nacional. Seguimos con los de ETA y seguiremos con los yihadistas, que es una amenaza muy seria para todos los españoles.

-¿Cree que se está intentando blanquear el pasado de ETA?

Absolutamente. Lo están intentando desde muchos sitios y eso es lo que a nosotros nos hace daño: que los medios le den voz a Otegui, cuanto menos me parece repulsivo. Que las instituciones le inviten y este individuo siga vomitando un discurso que ha tenido tiempo para preparar en la cárcel… ETA no solo era el asesino que apretaba el gatillo. Detrás también estaba el entramado y lo hemos desmontado en la Audiencia Nacional. Pero estos asesinos están intentando blanquear su pasado.

Que Urrusolo Sistiaga salga el otro día con el rollito de la vía Nanclares... De este Gobierno esperábamos otra cosa. Ha puesto en libertad a un centenar de terroristas y ha seguido la misma hoja de ruta de José Luis Rodríguez Zapatero. Hemos visto una vía Nanclares en la que yo creo que los requisitos para acogerse a ella no los cumple ninguno. Sobre todo el de colaborar con la justicia. Seguimos con 300 asesinatos sin resolver.

-¿Cree que Pablo Iglesias, que habla de Otegui en términos de «preso político», contribuye a un proceso de tergiversación de la historia del terrorismo?

-Absolutamente. Pero este individuo no merece mi atención. Alguien que intenta blanquear el terrorismo, se pone a la misma altura de los terroristas, en mi opinión.

-¿Teme que el relato del terrorismo se acabe escribiendo desde la equidistancia?

-No, porque para eso ya nos encargamos nosotros de llevar el auténtico relato a los colegios, a las universidades y a los institutos.

-¿Se está perdiendo el respeto hacia las víctimas del terrorismo cuando se ven elementos como el «Gora Alka-ETA»?

-Me pareció una aberración el primer acto, no solo por el «Gora Alka-ETA», sino porque iba dirigido a niños, no se había verificado y fue poco profesional. Pero lo que me resulta más doloroso es que meses después, sabiendo la polémica y las ampollas que han levantado, y esgrimiendo la libertad de expresión, vengan a restregárnoslo por los hocicos a las víctimas y amparados por la portavoz del Ayuntamiento de Madrid. Por eso presentamos en la Audiencia unas diligencias para que se llamara también a Alberto San Juan. Estamos ya un poco hartos de que esta izquierda radical venga aquí a inventar el fuego, cuando lo que tienen que hacer es mirarse ellos y dejar tranquilas a las víctimas del terrorismo. Eso pedimos, que nos dejen tranquilos.

-¿Está ETA acabada? ¿Tiene que entregar las armas para que se la de por desaparecida?

-No está acabada, está ahí. ETA no ha entregado las armas y no lo va a hacer, y si no lo hace es porque no tiene intención de disolverse. Es más, el día que aquí no se haga lo que ellos quieran, volverán a las armas. Lo digo como guardia civil que ha estado muchos años trabajando en País Vasco. Que lo tenga claro quien deba tenerlo. En los años de Aznar, ETA estaba asfixiada, iban cayendo comandos, pero a ETA se le ha dado oxígeno: mucho en las dos legislaturas de Zapatero y en esta legislatura también. Y ETA, aunque no se la ve, está.

-En la Audiencia se ha presentado una iniciativa para que los crímenes de ETA sean considerados de lesa humanidad, ¿van a dar esa batalla legal?

-Está bien, pero la AVT tiene muchos frentes abiertos y nos parece bien que haya otras instituciones como Dignidad y Justicia [quien lo presentó] o la defensora del Pueblo que apoyen el tema de lesa humanidad. Nosotros tenemos otros sumarios abiertos, más cercanos, estamos personados en más de 100 sumarios abiertos y eso se traduce en mucho trabajo y mucho dinero para la AVT que no tiene.

¿Las víctimas han sido usadas políticamente?

Si, han sido utilizadas políticamente por todos los partidos siempre que les ha convenido. Desgraciadamente, a día de hoy intentan utilizarnos, pero con la experiencia que tenemos nos damos cuenta y no nos prestamos a ello. Yo no me voy a prestar a ninguna manipulación política de ningún partido.