José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE - EFE

Ábalos apunta al adiós de Susana Díaz y a la «necesaria regeneración» del PSOE andaluz

El secretario de Organización reivindica el derecho de los socialistas para pilotar las negociaciones para la gobernabilidad, pero advierte que la dirección federal se implicará en el proceso

MadridActualizado:

La dirección federal del PSOE toma distancia, con buenas formas, con el resultado del PSOE en Andalucía. El secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos, ha apuntado hoy lunes a la «necesaria regeneración» del proyecto de la federación más potente de los socialistas.

«La dirección federal se va a comprometer absolutamente en este proceso, nos vamos a implicar absolutamente en este proceso con tal de dar gobernabilidad, seguridad e incertidumbre a los andaluces, en el plano de lo institucional y en el de dirección del partido. El PSOE en Andalucía va a abrir una reflexión sobre los resultado y nosotros queremos también implicarnos en ese proceso, contribuyendo a la necesaria regeneración de nuestro proyecto en Andalucía», ha dicho Ábalos.

El hombre fuerte del PSOE en el Gobierno no se ha atrevido a descartar la dimisión de Susana Díaz: «Nosotros como dirigentes sabemos lo que tenemos que hacer siempre. Siempre estamos a disposición de lo que diga la organización», ha dicho Ábalos. «Nuestro papel siempre está subordinado al éxito de nuestro proyecto político», ha insistido. El mensaje es claro: si Díaz no consigue ser investida debe dejar las riendas del PSOE andaluz.

El mensaje es claro: si Díaz no consigue ser investida debe dejar las riendas del PSOE andaluz

No obstante, Ábalos ha insistido en que como partido más votado el PSOE andaluz debe «ejercer la responsabilidad que le corresponde» y que es «liderar la solución de gobernabilidad». Aquí Ábalos ha sido claro respecto a que la dirección federal «se va a comprometer e implicar en este proceso».

Un pacto con Cs

En esa negociaciones el PSOE concentra sus esfuerzos en reeditar el pacto con Ciudadanos, al que le faltaría un escaño para la mayoría absoluta. En Ferraz se apuesta con esa fórmula con la abstención de Adelante Andalucía. Ciudadanos ha vuelto a insistir hoy en que no apoyará un gobierno socialista.

Por eso Ábalos ha preguntado a Ciudadanos «si quiere apoyar al PSOE como en su momento lo hizo o quiere embarcarse en aventura de la extrema derecha». Lo que sí ha descartado el ministro de Fomento es que pueda ser al revés y el PSOE acabe apoyando a Ciudadanos: «No parece muy sensato que salgamos en su socorro para evitarles un coqueteo con la extrema derecha».

La incomodidad en el PSOE es tal que Ábalos se ha visto obligado a utilizar como aval de los socialistas la abstención ante el PP de Rajoy, algo que Sánchez y él mismo rechazaron: «El PSOE se abstuvo para facilitar la investidura de Rajoy. Precedente que nos costó mucho pero se hizo. No he visto sacrificios por el otro lado», ha argumentado.

Aceptando que los resultados tienen una «implicación» nacional pero planteando que «cada territorio tiene su singularidad». Ábalos ha protegido a Sánchez recordando que el PSOE andaluz quiso centrar la campaña en clave autonómica. Y ha dejado ver que los resultados en unas generales habrían sido diferentes esencialmente porque la participación habría sido más alta.

Y por extensión el ministro de Fomento ha rechazado la conveniencia de un anticipo electoral: «Vamos a seguir insistiendo en la necesidad de intensificar nuestra agenda social», ha dicho.