Sánchez, junto a Hernando, que sostiene una fotografía de Rajoy abrazando a Rato - Efe

Pedro Sánchez: «Ustedes, miembros y miembras... Permítanme la broma»

El líder del PSOE provoca bromas entre los diputados del PP al repetir la expresión incorrecta que hizo popular la exministra de Sanidad

Actualizado:

Al más puro estilo Bibiana Aído, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha dirigido a la bancada del PP en el Congreso de los Diputados como «miembros y miembras», lo que ha provocado las risas y chanzas entre los diputados populares. «Sí, sí, permítanme ustedes la broma», se ha corregido el líder de la oposición para salir del paso.

Ha sido en la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja. Sánchez preguntó al presidente por la calidad de las instituciones democráticas y, tras la primera respuesta de Mariano Rajoy, ha pasado a enumerar las, a su juicio, injerencias del Ejecutivo.

«Desde que usted es presidente las instituciones del Estado se han puesto a su servicio», ha afirmado Sánchez, «modificaron la ley para poner al frente de RTVE al expresidente de Telemadrid». También ha acusado al Gobierno de politizar el Tribunal Constitucional y la Agencia Tributaria. «Usted es el presidente que más comparecencias ha rechazado: 70. Le exijo que rinda cuentas y que nos diga cuál es su vinculación con la trama de financiación ilegal». Entonces ha llegado el «momento Aído»:

«Ustedes, miembros y miembras», ha dicho Sánchez dirigiéndose a los diputados del PP, que enseguida lo han cortado con risas y bromas. «Sí, sí, permítanme ustedes la broma», ha continuado el líder del PSOE por encima del ruido de la bancada popular. «Tengan un poquito de gracia», ha dicho, intentando hacer ver que el «miembras» era deliberado. «Perdón», le ha cortado el presidente del Congreso, Jesús Posada, «pido silencio para oír al orador». Sánchez ha continuado su exposición para pedirle a Rajoy que publique la lista de los amnistiados fiscales.

El jefe del Ejecutivo, en su réplica, ha sido tajante: «Después de escucharle a usted me reafirmo en mi afiración inicial: no hay ninguna pérdida de calidad en la democracia. Lo que sí que hay es una pérdida de calidad en la oposición».

En los pasillos, después de su intervención en el hemiciclo, Sánchez insistió en su tesis de la broma: «Entiendo que estén en un momento muy complicado, muy convulso, pero un poquito de sentido del humor deberían de tener. En el Parlamento se debería permitir», informa Servimedia.

El desliz de Aído

Bibiana Aído, ministra de Igualdad con José Luis Rodríguez Zapatero e impulsora de la anterior ley del aborto, hizo popular la expresión «miembros y miembras», que es incorrecta. La exministra aclaró que su desliz lingüístico fue un «lapsus», pero no rectificó, y posteriormente solicitó su inclusión en el diccionario de la Real Academia Española.

Otros diputados del PSOE han cometido el mismo error. La portavoz socialista en el Congreso con Rubalcaba, Soraya Rodríguez, pidió en enero de 2014 a los «miembros y miembras» del PP que se opusieran a la reforma de la ley del aborto que entonces impulsaba Alberto Ruiz-Gallardón.

Hay miembros y «miembras» del PP que no comparten este anteproyecto de ley y que «van a tener la oportunidad de demostrarlo» con la votación de esta iniciativa, que será secreta, con el fin de que puedan hacerlo «en conciencia», declaró en una rueda de prensa en el Congreso.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, también utilizó esa expresión en enero de 2011, cuando en el primer Pleno del año saludó a los «miembros y miembras» del Congreso. El mal uso del femenino ya le costó muchas bromas a la exdiputada socialista Carmen Romero, que en un mitin se refirió a los jóvenes y las «jóvenas».