Artur Mas, presidente de la Generalitat
Artur Mas, presidente de la Generalitat - AFP
Cataluña | Consulta independentista

Los cinco posibles delitos de Mas si sigue adelante con su desafío

El presidente de la Generalitat podría ser acusado de prevaricación, desobediencia, sedición, malversación y delito contra la intimidad

Actualizado:

Si Artur Mas no paraliza el dispositivo puesto en marcha para la consulta separatista del 9 de noviembre cuando el Tribunal Constitucional decrete su suspensión, el presidente de la Generalitat podría incurrir en cinco tipos de delito. Un riesgo penal que, dice, está dispuesto a asumir.

Desobediencia (artículo 410)

Las autoridades o funcionarios públicos que se negaren abiertamente a dar el debido cumplimiento a resoluciones judiciales, decisiones u órdenes de la autoridad superior serán castigados con multa de tres a doce meses e inhabilitación de seis meses a dos años.

Prevaricación (artículo 404)

A la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo, se le castigará con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público de 7 a 10 años.

Sedición (artículo 544)

Será castigada con penas de 10 a 15 años de prisión la autoridad que induzca o llame a un alzamiento «público o tumultuario» para impedir la aplicación de la ley.

Malversación (artículo 433)

La autoridad o funcionario público que destinare a usos ajenos a la función pública los caudales o efectos puestos a su cargo por razón de sus funciones, incurrirá en la pena de multa de seis a doce meses, y suspensión de empleo o cargo público por tiempo de seis meses a tres años.

Delito contra la intimidad (artículo 198)

El funcionario público que, fuera de los casos permitidos por la ley, utilice datos reservados de carácter personal, sería inhabilitado de 6 a 12 años.