Más de 200 inmigrantes de origen subsahariano atendidos en el CETI de Melilla
Más de 200 inmigrantes de origen subsahariano atendidos en el CETI de Melilla - efe

Más de 200 inmigrantes llegan al CETI de Melilla tras un salto masivo y violento a la valla

Un guardia civil resultó herido. Los agentes no pudieron usar pelotas de goma tras la prohibición del Ministerio del Interior

Actualizado:

Más de 200 inmigrantes subsaharianos han llegado este viernes al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla tras un salto masivo a la valla esta madrugada, según ha informado el director del CETI, Carlos Montero. [ Galería de imágenes: La mayor entrada de inmigrantes en Melilla desde 2005]

La entrada se ha producido antes de las 07,00 horas por la zona próxima a Beni Enzar, informa EFE. Se trata del segundo salto que se registra esta semana y el más numeroso desde el año 2005.

Más de 300 subsaharianos han intentado entrar en España con todo tipo de objetos -piedras, palos y botellas- para enfrentarse a los agentes de la Guardia Civil. De hecho, uno de los agentes, que intentaba auxiliar a un inmigrante que, junto a otros cuatro, se quedó encaramado en lo alto de la valla, fue golpeado con un palo, sufriendo una «excoriación en el cuero cabelludo de carácter leve». No se tiene constancia de más heridos.

Los agentes de la Guardia Civil no usaron pelotas de goma para repeler el salto, tras la prohibición de la Dirección General del Instituto Armado, informa Ep. La decisión de prohibir las pelotas de goma se adoptó después de la tragedia registrada en Ceuta en la que fallecieron 15 inmigrantes en el mar.

El Cuerpo Nacional de Policía procedió a realizar un fuerte despliegue con unidades de intervención y antidisturbios. Ello obligó a cerrar el paso fronterizo durante media hora, desde las 06.10 hasta las 06.40 horas aproximadamente, con el fin de evitar que lograran entrar a Melilla.

Tras entrar en la ciudad, los subsaharianos se han dirigido al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) con cánticos de victorias, llegando a parar a coches que circulaban por el lugar para solicitarles indicaciones a sus conductores.

Melilla vive una extrema presión migratoria desde hace meses, que se ha incrementado en el mes de febrero, tras la tragedia de Ceuta, ya que este es el tercer salto a la valla en apenas once días, el quinto de 2014. El CETI de Melilla se encuentra por encima del doble de su capacidad, con 1.080 acogidos antes de la nueva entrada masiva registrada hoy.