Las cifras de la inmigración irregular
Un inmigrante intenta entrar en Melilla en el doble fondo de un vehículo - efe

Las cifras de la inmigración irregular

Miles de personas a la espera de traspasar la frontera, centros de acogida desbordados y asignaciones presupuestarias insuficientes...

j. g. mora
Actualizado:

La muerte de una decena de subsaharianos cuando trataban de alcanzar Ceuta a nado ha vuelto a poner el drama de la inmigración irregular en el centro del debate político. Mientras la oposición exige una comisión de investigación en el Congreso que aclare la actuación policial, las autoridades de Ceuta y Melilla alertan de que la presión migratoria es «insostenible». Miles de personas a la espera de traspasar la frontera, centros de acogida desbordados y asignaciones presupuestarias insuficientes forman parte de las cifras de la inmigración irregular.

15 inmigrantes

Es el número de fallecidos en el que ya es el intento de entrada en Ceuta y Melilla más trágico. Los quince cadáveres recuperados del mar desde el 6 de febrero superan al precedente del 29 de septiembre de 2005, hasta la fecha marcado como el día en que más inmigrantes murieron. Cinco personas perdieron la vida en una avalancha sobre la frontera ceutí, dos en el lado español del vallado y tres en el marroquí. Otro centenar de inmigrantes, de los setecientos que intentaron entrar, resultaron heridos.

480 plazas

Es la capacidad del Centro de Estancia Temporal (CETI) de Melilla, las instalaciones que acogen a los inmigrantes que acceden a España. Inicialmente concebido para albergar a unas 350 personas, estos días está desbordado por más de 1.000 inmigrantes. Según datos de la Delegación del Gobierno, sus ocupantes proceden de 38 países diferentes, si bien los grupos más numerosos son naturales de Mali, Guinea Conakry y Siria.

En dependencias del CETI conviven familias, incluyendo menores de edad, con otros inmigrantes que no tienen ningún vínculo sanguíneo. Las mujeres y los niños tienen su espacio aparte, mientras que los hombres se dividen en habitaciones de ocho plazas cada una, donde duermen en literas de dos plazas.

590 inmigrantes

Es el número de «inquilinos» en el CETI de Ceuta, que también se mantiene por encima de su capacidad. El recinto tiene censados a casi 600 inmigrantes cuando está preparado para 512. La mayoría de ellos proceden del África subsahariana y, en menor medida, de Argelia y de Siria.

7.550 en 2013

Más de 7.500 inmigrantes entraron en España por frontera sur en el año 2013, 558 más que en 2012, según datos de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha). La principal vía de acceso fue Melilla (2.508 frente a los 2.105 de 2012) y Ceuta (1.846 frente a 756). Cádiz fue la única provincia andaluza por la que entraron más inmigrantes en 2013 que en 2012: 1.405, 95 más que en el año anterior. En 2013 murieron y desaparecieron 130 personas en su intento de entrar en España.

Un 45,25 por ciento de inmigrantes intentó acceder a territorio español en pateras o neumáticas tipo zodiac. Otro 27,04 por ciento empleó balsas hinchables, un 15,75 por ciento mediante el salto de valla, un 8,16 por ciento por coche, camiones o como polizones y un 2,53 a nado. Para acceder por mar se usaron 401 embarcaciones.

56,15 por ciento de subsaharianos

Es la nacionalidad más común entre los inmigrantes que lograron llegar a España durante 2013. Según la Apdha, la segunda nacionalidad más repetida (25,49 por ciento) es la argelina, seguida de la magrebí (12,49 por ciento). En este sentido, se incrementa el acceso de inmigrantes argelinos en más de cinco puntos y en siete los que no son ni subsaharianos ni magrebíes. Nueve de cada diez inmigrante eran hombres.

527 millones de euros

Es el dinero que recibirá el Gobierno español del Marco Financiero Plurianual 2014-2020 para el control de las fronteras, la lucha contra la inmigración irregular y la financiación de proyectos y actividades de seguridad. Una asignación insuficiente, según el Ministerio del Interior, que ha venido pidiendo «en repetidas ocasiones» un apoyo presupuestario mayor.

Según un escrito del Ministerio, el Gobierno ha trasladado esta cuestión a sus socios europeos en todas las reuniones del Consejo de Ministros de Justicia e Interior. En concreto, el pasado 5 de julio España realizó varias peticiones de financiación para la lucha contra la inmigración, ya que los países que asumen una mayor presión migratoria que «asumen mayores responsabilidades deben contar con la solidaridad real, política y económica del conjunto de la UE».

5 años

Es el retraso en la aprobación del reglamento de los Centros de Internamiento de Extranjeros. Así lo reconoció el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que achacó la demora a los informes de los órganos consultivos y alegaciones de diversos actores. El ministro justificó la tardanza en la voluntad de su departamento por la «transparencia y el consenso», de modo que el proceso «se rodeara de las máximas garantías». El nuevo reglamento debería haberse aprobado en un plazo máximo de seis meses, tras la reforma de 2009 que regula el régimen de extranjeros. Según Fernández Díaz, el reglamento verá la luz «próximamente».

8,7 millones de euros

Es el dinero que destinó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en concertinas para los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla. A pesar de las críticas del PSOE a las medidas disuasorias en la frontera, Zapatero nunca eliminó la llamada «concertina de superficie» de Melilla y mantuvo durante todo su mandato la concertina en la valla de Ceuta, según el Ministerio del Interior.

El Ejecutivo detalla que Zapatero acordó el «reforzamiento y recrecido del vallado exterior del perímetro de Ceuta, incluyendo la colocación de nueva concertina, por importe de 4,7 millones de euros». También se decidió el «reforzamiento y recrecido del vallado exterior del perímetro de Melilla, incluyendo igualmente colocación de nueva concertina, por importe de 4 millones de euros».