El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núlñez Feijóo - EFE / Vídeo: Feijóo, sobre el futuro de Casado: «No es el momento de cerrar puertas, es momento de abrirlas»
Elecciones Generales

Los barones del PP cierran filas con Casado ante las elecciones del 26-M pero exigen autocrítica

Dirigentes populares piden no perder el centro político tras el descalabro electoral del domingo

MadridActualizado:

El Partido Popular se conjura para hacer una reflexión tras el descalabro del domingo en las elecciones generales, y sobre todo para no perder el centro político. Los barones territoriales han llegado esta mañana al Comité Ejecutivo Nacional del partido y han pedido una reflexión y autocrítica tras quedarse el PP con solo 66 escaños, pero han cerrado filas en torno al liderazgo de Pablo Casado ante las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo.

Desde Galicia, Alberto Núñez Feijóo ha considerado que es momento de « ensanchar el partido» porque se ha hecho así el PP ha ganado y cuando se ha limitado «pues lamentablemente» no se ha ganado. Feijóo no ha podido acudir al Comité Ejecutivo Nacional al tener que asistir al Parlamento autonómico gallego.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha señalado que la fractura del centro-derecha y la gran movilización de la izquierda han hecho que el PP tenga unos resultados muy malos. Moreno ha pedido analizar los errores. «Nunca se puede mover una pierna del centro, porque es donde está la mayoría», ha advertido. «Tenemos que sintonizar con la mayoría de españoles».

Según Moreno, Casado es presidente del PP desde hace solo nueve meses, es el «legítimo presidente y tiene que seguir».

En la línea de pedir autocrítica, pero cerrar filas en torno a Casado se han pronunciado barones como José Antonio Monago (Extremadura), Fernando López Miras (Murcia) o Francisco Núñez (Castilla-La Mancha).

Según ha explicado Monago antes de entrar al Comité Ejecutivo Nacional, Pablo Casado «lleva poco tiempo como presidente del partido y, por lo tanto, es un liderazgo nuevo en unas elecciones que eran realmente muy difíciles, en un entorno además muy fragmentado para el centro-derecha, en una campaña bien dirigida desde la Presidencia del Gobierno para fragmentarlo». El «barón» extremeño lo ha calificado de «tormenta perfecta». «A todo pasado, todos somos analistas. Pasa en el fútbol, en la política».

«El PP es un partido amplio, tiene gente con distintos acentos, yo no me he alejado del centro, pero en la campaña se han amplificado algunos mensajes. Creo que no se ha abandonado el centro. Eso sí, lo que resonaba mucho en esta campaña son los que venían muy por la derecha», ha señalado Monago, quien ha recordado que a él le llamaban el «barón rojo».

El presidente del PP de Castilla y León y candidato a la Presidencia autonómica, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado que la oferta de los populares en su región ante las próximas elecciones municipales y autonómicas se plantea «desde la moderación y el centro de la política» y ha subrayado que la derrota de las generales del pasado domingo «no va a volver a ocurrir».

A su llegada a la sede nacional del PP, el líder del PP catalán, Alejandro Fernández, ha subrayado que su partido no debe dar «bandazos» ni emprender «viajes a ninguna parte» tras la pérdida de votos y escaños en las elecciones generales.

El número uno del PP por Málaga, Pablo Montesinos, que ha acudido al Comité Ejecutivo y que apunta un lugar destacado en el proyecto de Casado a partir de ahora, ha reconocido que el resultado es muy malo, en toda España pero también en su circunscripción. A su juicio, hay que hacer autocrítica, pero también remar todos en la misma dirección que Casado. Montesinos ha expresado su total respaldo al presidente del PP.

En declaraciones a RNE, el exministro José Manuel García Margallo, que compitió en las primarias del PP, ha señalado que el PP debe «recuperar su razón de ser» y volver a su «esencia de partido de centro», ya que entiende que solo desde esa posición se ganan las elecciones.