Díaz Ferrán, ayer, en un foro de jóvenes empresarios. - EFE

Díaz Ferrán pide «trabajar más y ganar menos» para salir de la crisis

«De trabajar 48 horas semanales se pasó a 40 oficiales y 38 efectivas», se queja el presidente de la CEOE

J. G. N.
MADRID Actualizado:

No hace un mes que el Gobierno aprobó una reforma laboral que abarata y facilita el despido y reaparece el presidente de la patronal para echar más leña al fuego al decir que, para salir de la crisis económica, los trabajadores deben «trabajar más y, desgraciadamente, ganar menos. Es muy duro decirlo, pero es la verdad».

Tras participar en un acto organizado por los jóvenes empresarios de Ceaje, Díaz Ferrán insistió ayer en que no se puede trabajar como se hace actualmente. Según argumentó, al principio de la democracia se trabajaban 48 horas semanales, que han pasado a ser 40 oficiales pero, en realidad, sólo son efectivas 38. Así, «es imposible estar trabajando 38 horas y pensar que se va a salir de la crisis».

Del mismo modo, considera que «los trabajadores tienen que saber que para mantener su puesto de trabajo, el producto o el servicio que salga de su empresa tiene que ser competitivo. Si no se aumenta la productividad y si no se tienen los costes salariales adecuados, la empresa acaba cerrando y ese trabajador que quiere cobrar más al final no acaba cobrando más que el paro».

Empresarios de ejemplo

El presidente de la CEOE recordó que «los empresarios ya están ganando menos, e incluso hay muchos que están perdiendo» —quizá hablaba en primera persona por los escándalos de algunas de sus empresas—, pero están «dispuestos» a cumplir el acuerdo sobre negociación colectiva en vigor hasta 2013, que prevé incrementos salariales no superiores al 1%.

En este punto, Díaz Ferrán aprovechó para lanzar otra andanada contra los sindicatos, a quien pidió de nuevo que «se pongan las pilas» y «cumplan» dicho acuerdo de negociación colectiva.

Lógicamente, a las organizaciones sindicales les faltó el tiempo para contestar al presidente de la CEOE. El portavoz de Comisiones Obreras, Fernando Lezcano, calificó de «desvergüenza» las declaraciones del presidente «saliente» de la CEOE, porque «una persona que ha llevado a la ruina a buena parte de sus empresas y al paro a un gran número de trabajadores no es la más indicada ni goza de autoridad moral alguna para hacer cualquier tipo de recomendaciones».

Lezcano añadió que «valdría la pena que empezasen a hacer esfuerzos los empresarios que han aprovechado la crisis para engordar su patrimonio y los que la están pasando como levitando».

«Caciquil»

El secretario de acción sindical de UGT, Toni Ferrer, tildó de «caciquil» las palabras de Díaz Ferrán. «Ahora resulta que la CEOE no está para negociar la regulación de los convenios y sí para proponer que la salida de la crisis debe ser trabajando más y ganando menos dinero», lamentó Ferrer.

Por otra parte, el presidente de la CEOE confirmó ayer que el miércoles que viene propondrá a la junta directiva de esta organización el adelanto de las elecciones a la presidencia, pero volvió a rehusar las preguntas sobre si se presentará a la reelección. Quien ha descartado que vaya a presentar su candidatura es el presidente de la patronal madrileña CEIM y vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, según declaró ayer en Bruselas, informa Europa Press.