Las comunidades autonómas que pedirán el rescate del Estado después de Cataluña

El efecto dominó de las comunidades por los problemas con la ayuda

madrid Actualizado:

Las piezas de las autonomías caen una por una como en un dominó en el que la salvación depende de la solvencia de las cuentas. La última en anunciar que necesitaría acudir al Fondo de Liquidez habilitado por el Gobierno Central, y dotado con 18.000 millones euros, fue Cataluña el pasado martes. Unos días antes, la Comunidad Valenciana y Murcia habían comunicado su intención de pedir prestado dinero de esta línea de crédito. Pero el juego de las fichas, probablemente, no parará de caer. ¿Cuál será la próxima comunidad en reconocer que necesita ayuda?

Los datos no dejar margen al optimismo. Las comunidades deben asumir vencimientos de deuda por 35.782 millones durante este año y otros 15.000 adicionales para cumplir con el objetivo de déficit del 1,5% exigido por Rajoy. Pero, no todas tienen el mismo volumen de deuda y necesidades de refinanciación. Así es la situación actual de las comunidades, una por una:

Comunidad Valenciana

La región presidida por Alberto Fabra tiene vencimientos de deuda por 8.120 millones de euros y una deuda de 20.762 millones, el 20,2% de su PIB. Las necesidades de financiación de la Comunidad Valenciana son inmediatas con vencimientos de en el tercer y cuarto trimestre 2012 de 2.883 millones de euros, según datos recopilados por Reuters. Las claras necesidades de liquidez ahogan a la región que no dudó en adherirse al fondo gubernamental una vez anunciado por De Guindos en Consejo de Ministros. La región solicitará 3.500 millones de euros, según anunció esta semana el consejero de Economía valenciano.

Murcia

El presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, se sumaba después de Valencia a la petición de ayuda y anunciaba que necesitarán entre 200 y 300 millones de euros. «Murcia no va a pedir el rescate al Estado. Murcia lo que hace es solicitar fondos de liquidez que no tienen nada que ver con el rescate», indicaba el pasado lunes Varcárcel. Murcia tiene unas necesidades de financiación de 430 millones y su deuda total es de 2.806 millones euros (10,8% del PIB).

Cataluña

El pasado martes Cataluña anunciaba en la británica BBC a través de su consejero de Economía que el único banco al que podían acudir era el Gobierno central. «Todo el mundo conoce la situación del mercado, somos contribuyentes en España y es normal que recurramos a los servicios bancarios del Tesoro español porque tenemos que gestionar nuestra deuda y porque tenemos un objetivo presupuestario», explicaba Mas-Collel.

La región catalana se enfrenta en 2012 a elevadísimos vencimientos por valor de 13.477 y posee una deuda total de 41.778 millones, el 21% de su PIB.

Andalucía

La región «rebelde», por la oposición de su presidente al objetivo de déficit del 1,5%, ya ha se desmarcado al asegurar que no pedirá nada al Fondo de Liquidez. Si bien es cierto que su deuda no es de las más altas (14.314 millones de euros , el 19,6% del PIB) y las necesidades de refinanciación no son escandalosas (2.440 millones), la región andaluza posee la tasa de desempleo más alta de España con 1.300.000 parados, un 33,7%.

Aragón

Con unas necesidades de refinanciación muy bajas, ha comunicado que antes de decidir si pide ayuda ha de saber cuáles serán los ajustes que se le piden desde el Gobierno central. Acumula una deuda de 3.731 millones de euros, el 10,9% del PIB.

Asturias

La región asturiana también engrosa la lista de opositoras a cumplir con el objetivo del 1,5%. Sus necesidades de refinanciación son de las más bajas, con 177 millones de euros, y su deuda asciende a 2.155 millones, el 9,7% del PIB.

Baleares

Pese a que Baleares ha rechazado también que vaya a solicitar el rescate, la comunidad presidida por José Ramón Bauzá tiene una abultada deuda de 4.432 millones de euros, que representa el 16,7% de su PIB. Las necesidades de refinanciación, sin embargo, no son especialmente elevadas con 790 millones de euros este año.

Castilla-La Mancha

María Dolores de Cospedal está al frente de una de las comunidades con mayor porcentaje de deuda respecto al PIB. No ha solicitado ayuda, de momento, pero ya se ha mostrado a favor de la existencia de un mecanismo de crédito para sufragar a las autonomías.

Castilla-La Mancha tiene una deuda total de 6.587 millones, el 16,6% de su PIB, y debe afrontar la devolución de 2.337 millones de euros durante este año.

Canarias

Tiene un vencimiento de 745 millones de euros, 522 de ellos para el tercer y cuarto trimestre. La deuda total es de 3.718 millones, el 9,1%. Pese a que ha negado que vaya a pedir el rescate, el ministro Soria aconsejó hace unos días a Paulino Rivero que si tenía problemas se acogiera al Fondo de Liquidez.

Cantabria

El presidente regional, Ignacio Diego, no baraja acogerse al préstamo central. Cantabria ha señalado que va en el camino de cumplir el objetivo del 1,5% de déficit. Su deuda es de 1.300 millones, el 9,85% del PIB.

Castilla y León

También ha descartado que vaya a pedir ayuda al Estado. Tiene unos vencimientos de deuda de 549 millones este año y una deuda acumulada del 9,7% del PIB.

Extremadura

El popular Monago ya ha señalado que no acudirá al Fondo de Liquidez tras rebelarse contra el objetivo de déficit del 1,5% que el Gobierno central se niega a flexibilizar. Tiene unas necesidades de refinanciación bajas (116 millones) y una deuda total de 2.021 millones de euros (11,7%).

Galicia

La comunidad liderada por Feijóo se libra de problemas graves y de la necesidad de ser rescatada. Tiene una deuda de 7.381 millones (12,8% del PIB) unas necesidades de financiación relativamente bajas.

La Rioja

Su deuda total es la más baja de todas las comunidades en cifras absolutas, 900 millones de euros, aunque supone hasta el 11,7%. Tiene unos vencimientos de deuda de 1.970 millones para 2012.

Madrid

Tiene vencimientos de 2.694 millones de euros en 2012 y una deuda baja en relación con su PIB, el 8,7%, un total de 15.447 millones de euros. Se descarta que solicite el rescate.

Navarra

La región navarra no pedirá ayuda al Estado central Tiene una deuda de 2.725 millones, el 14,5% de su PIB, y escasas necesidades de refinanciación.

País Vasco

También se librará del rescate con una deuda de 6.798 millones de euros, el 10,2% del PIB, y bajos vencimientos de deuda.