REUTERS | Vídeo: EP

Los tripulantes de cabina de Ryanair convocan diez días de huelga en España

Las protestas serán los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 28 de septiembre

MadridActualizado:

Los tripulantes de cabina han cumplido su amenaza y han convocado diez días de paros en las trece bases de Ryanair en España. Los sindicatos Sictpla y Uso, que ya realizaron paros el año pasado, han explicado en un comunicado que han registrado este mismo miércoles un preaviso de huelga para los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 28 de septiembre.

Según estos sindicatos, estas movilizaciones tienen como objetivo «impedir el cierre de las bases de Gran Canaria, Tenerife Sur y Gerona, si en este último caso se confirmase lo anunciado como intención, así como los despidos que de ese cierre se derivase en el personal directamente contratado por Ryanair y el que aún está ilegalmente en las agencias satélite».

Los tripulantes de cabina de Ryanair ya advirtieron de que irían a la huelga por la decisión de la compañía de cerrar estas bases, una medida que fue comunicada a los sindicatos en una de sus últimas reuniones. La aerolínea de bajo coste defiende que estos cierres son necesarios y están motivados por el retraso en la entrega de un pedido de Boeing 737 MAX200 que había encargado la aerolínea. Estas demoras se producen porque el fabricante americano está revisando todos sus 737 MAX después de que una variante del modelo protagonizara dos accidentes mortales entre octubre y marzo.

Los sindicatos, sin embargo, creen que Ryanair ha lanzado un órdago al Gobierno canario para lograr más ayudas. Además, consideran que el cierre de estas bases también responde a una estrategia de la compañía para deshacerse del personal que mantiene ahora mismo en las islas y contratar nuevos tripulantes a través de sus agencias de captación. Dado que estos últimos trabajadores cuentan con peores condiciones laborales, esta medida permitiría a la compañía ahorrar costes de personal.

Una vez presentado el preaviso de huelga, empresa y sindicatos serán citados a una mediación en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA). Sin embargo, los trabajadores se muestran poco optimistas respecto a este encuentro. «Dudamos mucho de la predisposición de Ryanair a llegar a un acuerdo, e incluso a presentarse con talante negociador. Más de un año de reuniones en organismos oficiales españoles con actitud de burla hacia los mismos no nos hacen albergar la más mínima esperanza de entendimiento», ha señalado este miércoles el secretario de Organización de USO-Ryanair, Jairo Gonzalo.

Los tripulantes de la compañía ya realizaron varias jornadas de paros el verano pasado en España. En ese momento, estos trabajadores protestaban por la decisión de Ryanair de mantener a su plantilla europea bajo la legislación laboral irlandesa. Finalmente la empresa cedió y aceptó aplicar las normas españolas.