Instalaciones en Omán de Orpic, filial del grupo español CLH
Instalaciones en Omán de Orpic, filial del grupo español CLH - ABC

CLH da el salto a México para construir un almacenamiento de productos petrolíferos

El grupo español ya está presente en Reino Unido, Omán, Irlanda y Panamá

MadridActualizado:

CLH ha adquirido el 60% de la empresa mexicana HST para desarrollar el proyecto de construcción y operación de una nueva instalación de almacenamiento de productos petrolíferos situada en la zona metropolitana del Valle de México.

La nueva instalación iniciará su operación en 2020 con una capacidad de cerca de 100.000 metros cúbicos, y cuenta con una ubicación estratégica con excelentes conexiones a oleoducto, ferrocarril y autopista en una de las zonas de mayor consumo de productos petrolíferos del país.

El presidente del grupo CLH, José Luis López de Silanes, ha destacado que «esta operación supone un nuevo impulso al proceso de internacionalización de la compañía y nos permite continuar avanzando en el continente americano, tras el contrato obtenido el año pasado en Panamá para realizar el suministro de combustible en cinco aeropuertos de este país».

Por su parte, el consejero delegado, Jorge Lanza, ha resaltado «el enorme potencial que tiene el desarrollo de infraestructuras logísticas en México y la gran complementariedad de capacidades entre CLH y HST, combinando la experiencia internacional de CLH operando oleoductos y terminales de almacenamiento en Europa (cerca de 10 millones de metros cúbicos), junto con la preparación del equipo de HST para el desarrollo de proyectos en México».

Con este nuevo proyecto, el grupo CLH inicia su quinta operación internacional, tras los proyectos que ya tiene en marcha en Reino Unido, Irlanda, Omán, y Panamá, apoyándose en las oportunidades de desarrollo de infraestructura que han surgido en México con el proceso de liberalización del sector energético y el crecimiento del consumo que está viviendo el país.

CLH es la empresa líder en el transporte y almacenamiento de productos petrolíferos en el mercado español y es también el segundo operador logístico más importante en Europa por extensión de red de oleoductos y capacidad de almacenamiento.

En España, dispone de una red de oleoductos de más de 4.000 kilómetros de longitud y 40 instalaciones de almacenamiento con una capacidad de 8 millones de metros cúbicos, así como con 28 instalaciones aeroportuarias, situadas en los principales aeropuertos, como Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca y Málaga.