construcción

Sacyr no descarta vender su participación en Repsol y prima «fortalecer el balance»

La compañía centra su estrategia en reducir deuda y se desprende del Vallehermoso en su imagen corporativa

madrid Actualizado:

La prioridad número 1 para Sacyr pasa por sanear las cuentas y reducir deuda. Y en este contexto, el porcentaje que posee la constructora en Repsol supone una apetitosa participación con vistas a ser vendida a posibles inversores. El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, no ha descartado una futura venta del 10% de la participación que la compañía tiene en Repsol, de la cual es el segundo accionista. «Ante cualquier decisión siempre se primará el fortalecimiento del balance», ha asegurado esta mañana Manrique, en su primera rueda de prensa como presidente de la compañía, al ser preguntado por una posible venta de los títulos que posee la empresa en la petrolera.

«Cuando el precio (de Repsol) sea atractivo estudiaremos todas las alternativas y aprovecharemos todas las oportunidades, primando la fortaleza de Sacyr», apuntó el presidente. Manrique se definió como «un socio leal» de Repsol aunque no pudo asegurar que Sacyr continúe en su accionariado a largo plazo.

Y es que la prioridad de la empresa en tiempos de turbulencias es reducir su deuda y priorizar su «core business», sobre todo construcción y construcción industrial. Debido a ello, el nuevo enfoque, en palabras del presidente, pasa por reducir la cartera de vivienda residencial de la constructora.

Esta estrategia apunta a la inmobiliaria Vallehermoso y se dejará ver en el logotipo corporativo de la empresa, que pasará de tener «Sacyr Vallehermoso» como imagen a tan solo «Sacyr». Los resultados explican el cambio: la inmobiliaria redujo un 77% su cifra de negocio en 2011 y durante este año registró pérdidas por valor de 92,9 millones de euros.