Posibles sanciones disciplinarias para los tripulantes de cabina que hagan huelga
Posibles sanciones disciplinarias para los tripulantes de cabina que hagan huelga - AFP

Ryanair ve ilegal la huelga de sus tripulantes de cabina y amenaza con acciones legales

La mediación entre la empresa y los sindicatos, producida este martes, concluye sin acuerdo

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Lejos de solucionarse, la disputa que mantiene Ryanair con sus tripulantes de cabina (TCP) se recrudece cada día que pasa. Tras la huelga convocada por los sindicatos la semana pasada, ambas partes se citaron en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) para intentar alcanzar un acuerdo que evitaran los paros, previstos para el 25 y 26 de este mes. Un encuentro que, sin embargo, ha concluido entre amenazas de denuncia.

Según Sitcpla, uno de los sindicatos presentes en la reunión, Juan José Hita, abogado de la compañía, les ha acusado de ser los auténticos responsables de las movilizaciones. Además, ha sugerido que, dado que la Administración no ha autorizado las protestas, estas son ilegales. Por ello, si finalmente llega a producirse la huelga, la empresa estudiará denunciarla y tomar medidas contra los trabajadores.

«La empresa ha demostrado este martes que no está dispuesta a atender a razones. Nos hemos dado contra una pared», señalan fuentes sindicales. Pese a ello, los representantes de los trabajadores han asegurado que están dispuestos a seguir negociando con la empresa incluso después de presentar su preaviso de huelga. Un trámite previsto «como muy tarde», para el próximo jueves.

Si no se encuentra una solución «in extremis», Ryanair deberá afrontar su primera huelga de tripulantes de cabina en España en pleno mes de julio. Unas protestas que afectarán a casi 300.000 pasajeros y que amenazan con colapsar la operativa de una aerolínea que cuenta con trece bases en España, donde además lidera las estadísticas de tráfico. Hay que tener en cuenta que la legislación establece que por cada 50 pasajeros debe haber un tripulante de cabina.

Las movilizaciones no solo se producirán en España. Los paros serán secundados el 25 y el 26 en Portugal (que hoy precisamente ha anunciado que no habrá servicios mínimos) y Bélgica. Italia también los apoyará el 25. La convocatoria de estas protestas se debe, según los sindicatos, a la insistencia de Ryanair en mantener un «status» laboral irlandés en todos los países en los que opera y a su negativa a igualar las condiciones laborales de sus tripulantes de cabina. Muchos de ellos, según estas organizaciones sindicales, son en realidad falsos autónomos.

En este sentido, las organizaciones de trabajadores apuntan que esta reivindicación ha vuelto a ser rechazada este martes por la compañía aérea, que ha estado representada en la reunión por su directora de Recursos Humanos, Lisa McCormack. Ryanair, por su parte, ha declinado valorar el encuentro.