Tren de Renfe en una estación de Zamora
Tren de Renfe en una estación de Zamora - EFE

Renfe invertirá 750 millones en la compra de hasta 105 trenes regionales

Extremadura y Teruel recibirán el grueso de este nuevo material

MadridActualizado:

Renfe ha aprobado este martes la licitación para la compra de 43 trenes de media distancia por un importe de 750 millones de euros. Este nuevo material cubrirá líneas catalogadas como Obligaciones de Servicio Público (osp), siendo así Extremadura y Teruel dos de las provincias más beneficiadas por este concurso.

El operador ferroviario deja además la puerta abierta a adquirir otros 62 trenes. Como ya adelantó este periódico, el concurso puesto en marcha por Renfe especifica que estos trenes será eléctricos e híbridos.

Estos últimos «dispondrán de un coche generador para la tracción en vías no electrificadas» y estarán «diseñados para evolucionar hacia soluciones respetuosas con el medioambiente», tal y como ha señalado la compañía pública en un comunicado. La intención del operador es que los nuevos trenes también tengan wifi y alcancen los 200 kilómetros por hora.

Además, la licitación también incluye la adquisición de piezas, el mantenimiento de los trenes durante 15 años, el almacén del material y opciones adicionales de suministro. Contando con estos servicios, la licitación supera los 1.322 millones de euros.

Este concurso se enmarca dentro del programa lanzado por la compañía pública a principios de año para renovar su material rodante. En los últimos meses, Renfe ha puesto en marcha varios concursos para comprar trenes de Cercanías y locomotoras de AVE, entre otro material.

El objetivo, en este caso, es sobretodo renovar parte del parque de material rodante desfasado, «ya que casi el 50% del parque actual ha alcanzado el final de su vida útil o bien lo hará en los años de vigencia del contrato», tal y como ha apuntado la compañía pública este martes. Por ello, Extremadura y Teruel recibirán el grueso de este nuevo pedido.

No hay que olvidar que, en los últimos meses, líneas como la Extremadura-Madrid se han visto afectadas en varias ocasiones por averías de trenes. Especialmente dramática fue la incidencia producida en este corredor en Año Nuevo, que dejó tirados a cerca de 300 pasajeros.