Ricardo Gutiérrez

El primer ministro ruso recibe a Nadal con un grupo de empresarios españoles

El ministro de Energía español y su homólogo ruso, Alexánder Novak, presidieron la IX Comisión Mixta Intergubernamental Hispano-Rusa

CORRESPONSAL EN MOSCÚActualizado:

Moscú acogió ayer lunes sendas reuniones de la Comisión Mixta Intergubernamental Hispano-Rusa de Cooperación Económica e Industrial y del Foro Empresarial Ruso-Español en un intento de relanzar las relaciones comerciales en un contexto desfavorable a causa de las sanciones. Todos los participantes en ambos encuentros fueron recibidos por el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, que les agradeció su actitud positiva hacia Rusia.

«Nuestras relaciones con la Unión Europea no están en su mejor momento, pero lo más importante son las relaciones concretas entre los círculos de negocios de los dos países. Y la visita de vuestra delegación demuestra la utilidad de este tipo de contactos», dijo Medvédev a los empresarios españoles, que acudían acompañados por el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. "Estamos agradecidos a nuestros colegas españoles», añadió el jefe del Gobierno ruso.

Nadal y el ministro de Energía ruso, Alexánder Novak, presidieron la IX Comisión Mixta Intergubernamental Hispano-Rusa con el objetivo declarado de situar las relaciones económicas a un nuevo nivel más acorde con el potencial que tienen ambos países. Tanto Nadal como Novak admitieron que los intercambios comerciales entre Rusia y España están muy por debajo de sus posibilidades reales.

No obstante, según el ministro español, en los dos primeros meses de 2017, las exportaciones españolas a Rusia se han incrementado en un 31% y las rusas a España en un 57% con respecto al mismo periodo del año pasado.

En el seno de la Comisión Mixta funcionaron ayer cinco grupos de trabajo: cooperación económica e inversiones, cooperación en el ámbito espacial, energía, transporte y turismo, terrenos que están demostrando una mayor actividad bilateral e interés para el empresariado. En esta ocasión se ha dado una importancia especial a la pequeña y mediana empresa, que ha tenido presencia en la reunión, y se proyecta crear un grupo de trabajo dedicado a las pymes.

En las conversaciones se han contemplado posibles nuevos acuerdos entre empresas rusas y españolas en los ámbitos de la energía, especialmente las renovables, transporte ferroviario y licitación de carreteras, turismo, sanidad e innovación. En materia espacial se prevé intensificar la cooperación para poner satélites españoles en órbita.

Nadal declaró ayer que «las sanciones se aplican en ámbitos limitados y hay espacios para la cooperación. Hay que asumir el marco político, y España como miembro de la UE debe ceñirse a sus decisiones, pero se puede y se están desarrollando muchos proyectos». Según su opinión, «España y Rusia tienen economías abiertas y de tamaños similares —la economía rusa es la duodécima más grande del mundo y la española la décimo cuarta— y esto puede dar lugar a un mayor intercambio de bienes, servicios y personas».

El ministro español hizo referencia a anteriores grandes proyectos llevados a cabo por empresas españolas en Rusia tales como la venta de trenes Talgo para las líneas de alta velocidad Moscú-Nizhni Nóvgorod y Moscú-Berlín, la gestión del tráfico en Moscú del grupo ACS, el diseño de nuevas líneas de metro con BUSTREN y proyectos de energía e infraestructuras por parte de Técnicas Reunidas, Iberdrola o Inda. Se están abriendo paso también pequeñas empresas como la guipuzcoana Bost, de máquinas-herramienta.

Por su parte, la secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, dijo que «en 2017 estamos viendo un punto de inflexión en la recuperación de los contactos» con el gran país eslavo. Según sus palabras, en los últimos años «ninguna empresa que ha invertido en Rusia ha abandonado el país, lo que demuestra que son inversiones de largo recorrido, no especulativas».

La Comisión Mixta Intergubernamental Hispano-Rusa está copresidida por parte española por José Lladó, presidente de Técnicas Reunidas, y por el lado ruso por Leonid Míjelson presidente de la compañía de gas Novatek.

La reunión celebrada con el primer ministro ruso tuvo lugar en su residencia de Gorki, en las afueras de Moscú, y, mientras se producía, un viento huracanado azotaba la zona y muchos otros barrios de la capital. Los árboles caídos en la carretera dificultaron la salida de Nadal hacia el aeropuerto para hoy asistir al debate de los Presupuestos en el Pleno del Congreso, pero logró llegar a tiempo. Estaba visiblemente preocupado ante la posibilidad de perder el vuelo, ya que la ausencia de su voto hubiese frustrado la aprobación.

Parte de la delegación, incluidos los periodistas que acudimos a cubrir el evento, quedó bloqueada en la residencia de Medvédev hasta que fueron retirados los árboles y las ramas de la carretera y el aparcamiento. La prensa española tuvimos que salir a pie del recinto.