Oficina de los servicios públicos de empleo en Madrid - ignacio gil

El paro sube en 51.185 personas en agosto y augura un sombrío fin de año

El Gobierno admite que «empieza a ser difícil» cumplir las previsiones que tenía para este ejercicio

madrid Actualizado:

El desempleo vuelve a ser, tras cuatro meses de ligero alivio, el principal achaque de la maltrecha economía española. El paro registrado por el Servicio Público de Empleo Estatal, SEPE, (el antiguo INEM) subió en agosto en 51.185 personas, elevando el número total de parados hasta los 4.130.927.

Tras estas cifras, el Gobierno, por boca de la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, admitió ayer que «empieza a ser complicado y difícil» cumplir con las previsiones de creación de empleo para este año. Hace cinco meses, el Ejecutivo ya se vio obligado a modificar al alza sus estimaciones, dejando la previsión de tasa de paro para 2011, en media anual, en el 19,8%, medio punto por encima del pronóstico inicial, y lejos de la cifra actual, el 20,89% según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Aún así, el Gabinete de Zapatero se mostró mucho más optimista que la Comisión Europea, que sitúa en el 20,6% el desempleo medio del año.

Gómez cree que los empresaris despiden para que el Estado sufrague las vacaciones

En agosto, el paro aumentó en todos los sectores, excepto en agricultura —donde el número de parados descendió un 1,75%, en 2.467 personas—, y entre el colectivo «sin empleo anterior», cuya cifra de desempleados descendió un 1,06%, hasta las 362.682 personas. Así, el desempleo aumentó un 2% en la industria (9.400 personas), un 1,44% en la construcción (10.300), y un 1,59% en servicios (37.700 personas). Este último sector acumuló más del 70% del total de desempleados. El balance de los siete primeros meses de 2011 arroja un aumento de 30.854 parados registrados, mientras que en el peor año de la crisis, 2009, el mismo período presentó un incremento de 500.117 parados.

El incremento del paro fue el menor en un mes de agosto desde 2006, dato que sirvió de agarre, cual clavo ardiendo, para el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, quién aventuró que está «cerca» la creación de puestos de trabajo. Además, Gómez se refirió al desplome de la afiliación a la Seguridad Social en 136.834 personas —de las cuales solamente un 37,4% han pasado a engrosar la cola del paro— y la achacó a la continuación del ajuste en la construcción.

Por su parte, el portavoz del Gobierno y ministro de Fomento, José Blanco, señaló que «agosto suele ser un mes malo para el empleo», al tiempo que destacó que la subida del desempleo fue inferior en 10.000 personas a la del mismo mes de 2010. Blanco, no obstante, recalcó que «ninguna subida del paro puede ser calificada como positiva».

Fin de año «nefasto»

Mucho menos optimista que Gómez y Blanco se mostró la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal, Agett. Para la patronal de las ETT, ambos datos, el del paro y el de la afiliación, indican que «España sigue siendo incapaz de controlar la sangría de paro». Además, Agett aventura un futuro sombrío a corto plazo: «es ahora, sin la creación de empleo estacional, cuando observaremos unos resultados difíciles, lo que podría tener graves consecuencias si no se toman medidas que eviten un nefasto final de año».

El paro en menores de 25 bajó ligeramente, en 1.388 personas

En este sentido, el nuevo alza del paro refuerza los argumentos de aquellos expertos partidarios de una reforma laboral mucho más intensa que la aprobada en junio de 2010 por el Gobierno, con el objetivo de facilitar la contratación por parte de las empresas.

Cataluña, farolillo rojo

Por comunidades autónomas, Cataluña fue la que peores datos de paro registró. En términos mensuales, fue la región sufrió un mayor aumento del desempleo, el 2,41%. Cada día de agosto, 460 catalanes engrosaron la cola del paro, hasta 13.779 en total. La siguió Murcia, con un aumento del paro del 2,17%, y Extremadura, del 2,11%. En el lado contrario de la tabla, los mejores datos se registraron en Canarias, donde el paro bajó en 1.151 personas.