La inversión extranjera repuntó un 13% en España entre marzo y junio
La inversión extranjera repuntó un 13% en España entre marzo y junio - EFE
Entre enero y junio

La inversión extranjera a Cataluña cayó un 10% en el segundo trimestre

El capital foráneo a España aumenta un 33% en los seis primeros meses del año hasta los 11.615 millones de euros

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La inversión extranjera productiva creció un 33% en toda España en la primera mitad del año hasta los 11.615 millones de euros, según la estadística publicada por el Ministerio de Economía. Al analizar a dónde ha ido este montante de flujos de capital exterior se constata algunos síntomas de que la inminencia del referéndum independentista del 1 de octubre ha podido pasar factura a las inversiones a Cataluña. Si bien las inversiones en el segundo semestre a la comunidad crecen un 20%, hasta los 1.571 millones de euros, lo hacen por debajo de la media española e incluyen una caída del 10% en el segundo trimestre. En el conjunto de España, la inversión creció un 13% en el mismo periodo.

Entre marzo y junio Cataluña recibió 706 millones de euros en inversión extranjera, frente a los 786,9 millones del mismo periodo de 2016. Madrid acogió 5.990 millones entre enero y junio, el 52% del total nacional y un 45% más que en el mismo periodo de 2016.

País Vasco recibió en los seis primeros meses del año más inversión extranjera que Cataluña, con 1.981 millones (un 17,1% del total de España) frente a los 1.571 millones de la segunda (un 13,5%) del total, debido a una gran operación que se produjo en el primer trimestre y que le llevó a elevar su inversión un 282% en los seis primeros meses del año. En el segundo trimestre, Cataluña volvió a ser la segunda región con mayores inversiones, lo que indica que se debió a operaciones puntuales.

La estadística del Ministerio de Economía recoge las participaciones en capital, inmuebles de más de tres millones de euros y contempla las operaciones entre empresas cotizadas. Es decir recoge las grandes inversiones, por lo que fluctúa ampliamente cuando se produce una operación de gran tamaño. Además, de estos datos se excluye la inversión realizada por las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE) ya que son operaciones financieras sin impacto en el empleo y que obedecen a ingeniería fiscal de las grandes empresas.