Exxon desplaza a Wal-Mart como la mayor empresa de Estados Unidos
Exxon quedó como la primera empresa en el ranking de las 500 más importantes según la revista Fortune. - reuters
ranking

Exxon desplaza a Wal-Mart como la mayor empresa de Estados Unidos

El aumento de los precios del petróleo y su ingreso al mercado de distribución de gas le aseguraron el primer lugar del ranking anual de la revista Fortune

madrid Actualizado:

La mayor empresa de Estados Unidos ha dejado de ser Wal-Mart. Exxon, que terminó 2011 con acciones que aumentaron su valor en un 20% y ganancias un 35% mayores que el ejercicio anterior, escaló una posición y se colocó como la empresa número uno según el ranking anual que realiza la revista Fortune.

«Es difícil vencer el año que ha tenido Exxon», dice la revista. Y no es para menos. Sus ganancias aumentaron un 28%, superando los 450.000 millones de dólares. Una subida que ha logrado gracias al aumento de los precios del petróleo y por su capacidad de posicionarse como una productora de gas tras la adquisición de XTO Energy en 2010. De hecho representantes de la empresa han señalado recientemente a Fortune que esperan que la demanda mundial de gas aumente, con lo que la participación de Exxon en este mercado «recién ha comenzado».

Esta es la segunda buena noticia para la petrolera, que ya en abril había sido catalogada como la empresa más grande del mundo por la revista Forbes. Y lo había hecho situándose incluso por delante de JP Morgan, que había liderado el ranking en los últimos dos años.

Wal-Mart, que había sido la empresa número uno de Estados Unidos durante dos años consecutivo, quedó esta vez en segundo lugar. En 2011 la cadena de supermercados se vio obligada a bajar drásticamente sus precios, lo que llevó a que sus ganancias disminuyeran un 4,6% hasta alcanzar los 15.700 millones de dólares.

«La mayor cadena de venta al por menor del mundo ha luchado para mantener su crecimiento en las tiendas de Estados Unidos, incluso en momentos en los que la economía da señales de recuperación», señala Fortune. El problema es que, incluso a pesar de que el desempleo ha bajado tras las medidas de la administración de Barack Obama, el mercado interno sigue inestable, lo que hace que los consumidores no se animen aún a gastar.

La revista analiza que para Wal-Mart la fuente de crecimiento está en su mercado internacional. Los ingresos fuera de Estados Unidos crecieron un 13%, superando los 35.000 millones de dólares.

El top cinco de las mayores empresas se completa con Chevron (con ganancias de más de 26.800 millones de dólares), ConocoPhillips (con más de 12.400 millones de dólares) y General Motors (superando los 9.100 millones de dólares).