Iberdrola ha implantado de forma pionera la jornada continuada en España
Iberdrola ha implantado de forma pionera la jornada continuada en España - ABC

En estas oficinas ya se apaga la luz antes de las seis de la tarde

Muchas de las grandes empresas españolas han implantado horarios flexibles de entrada y salida para que los empleados puedan conciliar

Actualizado:

La iniciativa que quiere sacar adelante el Gobierno para que las luces se apaguen en las oficinas a partir de las seis de la tarde ya es una realidad en algunas de las grandes empresas españolas. Una minoría - como por ejemplo Iberdrola- han implantado la jornada continuada por las mañanas y otras -la mayoría de todas aquellas que apuestan por la racionalización de horarios- han optado por flexibilizar la entrada y salida.

Para distinguir cuáles son las compañías de nuestro país que optan por la conciliación se puede recurrir al listado de la Fundación Másfamilia, que otorga el certificado «efr» a las que considera como «familiarmente responsables» por sus buenas prácticas en este ámbito. El director de esta fundación, Roberto Martínez, opina que finalizar la jornada a las seis de la tarde sería una «buena medida». Sin embargo, cree que lo que de verdad ayudaría sería procurar una mayor flexibilidad en las horas de entrada y salida y trabajar por objetivos para reducir el presentismo.

Martínez también reconoce que apagar las luces a una hora determinada «solo es posible en sectores concretos». «No pueden acogerse a esta medida áreas como la industrial con sus turnos establecidos, la sanitaria o los comercios», asegura. «La solución radica en la gestión de cada empresa teniendo en cuenta su cultura, su sector, su negocio y sus personas. Y así tomar decisiones en pro de sus propias necesidades y de sus colaboradores», indica Martínez.

Jornadas continuadas

La primera gran empresa privada española que decidió establecer la jornada continuada fue Iberdrola. El horario actual es de 07.15 a 15.30 horas con un margen de entrada hasta las 9 de la mañana. Además, los trabajadores pueden anticipar la salida a las 14.00 horas los viernes si a cambio amplían su jornada -de siete horas y 36 minutos- en un total de 15 minutos más el resto de días de la semana. Sin embargo, en todos los departamentos no es posible trabajar siempre de esta forma. Para seguir ofreciendo los servicios de las plantas de generación, red de distribución y parques eólicos, la eléctrica establece la jornada partida para la plantilla asignada en estas tareas durante una de las cuatro semanas del mes. Desde Iberdrola, que cuenta además con otras generosas medidas de conciliación, aseguran que el cambio de jornada les ha reportado 500.000 horas anuales de productividad, una reducción del 10% del absentismo y una disminución de los accidentes laborales.

La jornada continuada también es posible en Pascual para todos aquellos padres y madres que deseen conciliar. Fátima Charro, Jefa de Cultura, Liderazgo y Comunicación de Calidad Pascual explica que quienes cuentan con jornada partida, por su parte, pueden empezar a trabajar a las 7.30 y salir a partir de las 16.15 horas.

También Línea Directa ha sido galardona como empresa «familiarmente responsable». Su director de Gobierno Corporativo, Francisco Valencia, recuerda que para la mayoría de empleados de la compañía el horario de 9.00 a 18.00 horas es ya una realidad. Sin embargo, esta jornada no es rígida y se puede elegir entrar o salir antes o después en función de las «circunstancias personales».

Por su parte, en el Banco Santander han aprobado hace unos meses el programa «Flexiworking». Con este paquete de medidas se permite elegir entre una banda flexible de tiempos de entrada y salida y se recomienda no fijar reuniones después de las 18.00 horas.

Sin horarios rígidos

La medida más popular para lograr la conciliación es la de la flexibilidad horaria. Por ejemplo, en Vodafone se puede entrar de 8.30 a 9.30 horas de la mañana y dedicar desde 45 a 60 minutos a la comida. La salida, en función de la hora de llegada y de cuánto se ha tardado en comer, se establece desde las 17.30 a las 18.45 horas. , tal y como explica el responsable de Relaciones Laborales de Vodafone España, Javier Sierra. Además, se permite a los trabajadores que colaboren un día a la semana desde casa con un máximo de tres jornadas al mes. «Creemos que estas medidas conllevan un mayor compromiso del empleado. Además, supone confiar en que cada uno es responsable para organizar su jornada laboral en función de sus necesidades», argumenta Sierra.

También en BMW han apostado por la flexibilidad horaria para que los empleados elijan el tiempo que pasan en la oficina en base a unas franjas establecidas por la empresas. Desde el departamento de Recursos Humanos aseguran que la entrada se establece desde las 7.30 a las 10.00 horas y que la salida tiene lugar a partir de las 16.30 horas. Además, en BMW pueden dedidir cuánto tiempo dedican para comer con una pausa que va desde la media hora a las dos horas y media. Por otro lado, se ha aprobado otorgar el día del cumpleaños como libre tras el previo acuerdo con el responsable directo y la posibilidad de llegar más tarde de lo habitual durante el inicio del curso escolar.

Trabajar desde cualquier lugar

En Repsol, el teletrabajo se implantó de forma pionera en nuestro país en el año 2008. Los 1.700 empleados de la compañía en todo el mundo que deciden hacer su trabajo desde casa mantienen la mismas condiciones laborales y pueden elegir entre un día, dos días, el 20% de la jornada, dos tardes más el viernes y tres días completos.

Otra de las empresas que se preocupa por conciliar es Pascual. En la compañía fabricante de productos lácteos han implantado dos tardes de teletrabajo a la semana y «la posibilidad de acogerse a jornadas irregulares para dar respuesta a circunstancias extraordinarias», tal y como explica Fátima Charro.

Asistencia gratis y bolsa de horas

También en Repsol se ofrece una bolsa de horas gratuitas para la ayuda personal a domicilio, tratamientos médicos y servicio de profesores particulares así como una telefarmacia durante 24 horas. La plantilla también cuenta con un servicio de banco de tiempo para delegar actividades personales como ir a la tintorería, llevar el coche al taller o realizar un trámite administrativo.

Apoyo a los padres

El apoyo a la conciliación también se consigue con medidas que van más allá de facilitar los horarios. Por ejemplo, en Pascual se organizan «días sin cole» para que los empleados puedan llevar a sus hijos al centro de trabajo durante los días no lectivos que no sean festivos.

En BMW, las madres recientes pueden agrupar su horario de trabajo durante la mañana a lo largo de 12 meses sin perder nada de sueldo. También se mantienen todos los beneficios sociales durante el primer año de excedencia por maternidad.

Por otro lado, en Iberdrola es posible trabajar solo cinco horas diarias hasta que el hijo cumpla un año sin reducción de la retribución fija. Además, se concede un permiso retribuido de 15 días antes de la fecha prevista de parto.

A estas medidas se une la decisión de Línea Directa de ampliar el permiso de paternidad en una semana al periodo que marca la ley.