SEGÚN BBVA RESEARCH

La economía deja de crear 20.000 empleos tras la subida del SMI

El deterioro del mercado laboral durante el primer trimestre se centra en jóvenes, hostelería, comercio y regiones como Murcia, Andalucía, Extremadura y Canarias, de acuerdo al servicio de estudios

MadridActualizado:

El impacto de la abrupta subida del 22% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2019 aún se debate en foros académicos pero, después de tres meses, parece apreciarse que los sectores y regiones con menores salarios y más vulnerables a la medida han tenido un crecimiento menor de la afiliación. Así lo cree BBVA Research, que ayer publicó su informe «Situación España» en el que analiza el efecto del incremento y lo acota a sectores más vulnerables al alza del SMI como el comercio, la hostelería, las actividades inmobiliarias, profesionales y artísticas; por colectivos, a los menores de 30 años y, por regiones, a Andalucía, Extremadura, Canarias y Murcia.

Dentro de esta muestra, el aumento de la afiliación de enero a marzo de 2019 fue 0,3 puntos inferior que el promedio de los tres primeros meses de 2017 y 2018 mientras que el resto de sectores y regiones tuvieron un comportamiento similar en el arranque de año. Traducido en empleos, si esta muestra de sectores y regiones se hubieran comportado como el resto de la economía, hubieran creado 20.000 empleos más en los tres primeros meses, según apunta el servicio de estudios.

La entidad matiza que si bien han detectado este deterioro del empleo, aún es pronto para atribuirlo por completo al alza del SMI, ya que la desaceleración puede haber afectado más a estos sectores. Pero se trata de un indicio inquietante: BBVA había calculado que el impacto negativo hasta 2020 podría oscilar entre los 75.000 empleos y los 195.000, previsiones que ayer mantuvieron.

Todo ello en un momento en el que la incertidumbre política y el frenazo del exterior compromete a la economía española. BBVA empeoró su previsión de crecimiento al 2,2% en 2019 y al 1,9% en 2020, dos y una décima menos que hace unos meses. La incertidumbre de la política económica restará este año dos décimas de crecimiento, esto es, 2.200 millones de euros al PIB. Una cifra que puede ser mayor: si no se forma Gobierno rápidamente podría lastrar hasta cuatro décimas al crecimiento, es decir, 5.000 millones menos.

El «procés» y la moción de censura restó aún más fuelle al PIB en 2018, hasta 0,25 puntos. La entidad expone que desde 2015, último año con un Ejecutivo con mayoría absoluta, la incertidumbre política ha restado unas dos décimas de media cada año, por lo que el impacto acumulado asciende a unos 10.000 millones de euros en cuatro años.

Uno de cada cuatro empleos, del sector público

El servicio de estudios de la entidad ha recogido que si bien el déficit se redujo más de lo esperado en 2018, aumentó el desequilibrio estructural, es decir, más allá de las bondades del actual ciclo económico. De esta forma, sigue sin esperar que el agujero público baje del 2% del PIB hasta 2021. Y alerta de que tras las urnas, se espera un ajuste de la inversión pública y el gasto para contener el desequilibrio al 2,2% este año, 11.000 millones más que el objetivo del 1,3%. Todo ello cuando el coste de los «viernes sociales» impactó en una décima del PIB de déficit, es decir, unos 1.200 millones.

Precisamente, otro factor que sorprende a la entidad es que el año pasado uno de cada cuatro empleos nuevos que la economía creó fue por el sector público, un ritmo inédito desde el Plan E del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, recoge el servicio de estudios. Precisamente, el Gobierno ha aprobado la mayor oferta de empleo desde 2008, a escasas semanas de las elecciones generales.