Los empleo serán uno de los servicios más reforzados - JUAN CARLOS SOLER

El Gobierno lanza una oferta de empleo público de casi 33.800 plazas a las puertas de las elecciones

El Ejecutivo socialista lo justifica por la jubilación de parte de los funcionarios actuales y defiende que «la Administración no está sobredimensionada»

MadridActualizado:

El Gobierno de Pedro Sánchez ha aprobado este viernes la mayor oferta pública en más de una década. A un mes de las elecciones generales del 28 de abril y algo menos de dos de los comicios municipales y autonómicos, el Consejo de Ministros ha dado luz verde a la convocatoria de 33.793 plazas para la Administración del Estado este mismo año, y que se sumarán a los 383 empleos creados para atender las necesidades de ciudadanos y empresas españoles derivadas del Brexit.

Esta oferta es la más alta desde 2008, cuando, a punto de estallar la crisis financiera, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero convocó casi 36.000 plazas. «Hay que hacer un esfuerzo para recuperar un nivel adecuado de empleo público», ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la ministra de Función Pública y Política Territorial, Meritxell Batet, quien justificó la medida en buena parte por la necesidad de cubrir las vacantes que irán surgiendo en los próximos años por la jubilación de la actual plantilla de la Administración.

El Gobierno se ha congratulado de presentar esta oferta acompañada, por primera vez, de un estudio de los recursos de la Administración, su edad media y por tanto su planificación a diez años vista. Según ese análisis, la Administración del Estado cuenta actualmente co 135.476 efectivos con una edad media de 52 años, diez más que la media de la población activa española. Así, y según las estimaciones de Función Pública, este mismo año el 14% de la plantilla, 19.159 funcionarios, estará en edad de jubilarse, y el Gobierno considera previsible que más 51% del personal se jubile en los próximos diez años.

«La Administración pública no está sobredimensionada», ha defendido Batet, quien ha recordado que entre 2009 y 2019 la Administración, primer empleador del país, perdió más de 12.000 efectivos, y que está lejos de los niveles relativos de otros países europeos. En este sentido, la ministra ha detallado que las plazas de nueva creación se concentraráne en servicios de atención al ciudadano como los de empleo, delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, tráfico, catastros y lucha contra el fraude fiscal y laboral, aunque también se va a priorizar la administración penitenciaria y las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.