Pere Víñolas, consejero delegado de Colonial
Pere Víñolas, consejero delegado de Colonial - REUTERS

Colonial culmina con éxito la opa sobre Axiare

El socimi se convierte en un líder europeo en el segmento de las oficinas, con una cartera de activos valorada en 10.000 millones de euros

MadridActualizado:

Colonial se convierte en un gigante inmobiliario a nivel europeo especializado en el segmento de oficinas y entra a competir de lleno con Merlin. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha notificado este viernes que la opa que lanzó la compañía presidida por Juan José Brugera sobre Axiare ha tenido un «resultado positivo», siendo aceptada por el 58,07% del capital social de la firma. Un porcentaje que se une al 28% que ya poseía la socimi y le permite controlar el 86,86% de su competidora.

Desde la firma han destacado que, con la culminación de esta operación, Colonial pasa a gestionar una cartera de activos valorados en 10.000 millones de euros, localizados en Madrid, Barcelona y París. Además, el nuevo grupo poseerá 1,7 millones de metros cuadrados de superficie en explotación, a los que se suman 330.000 m2 en desarrollo.

La adquisición reforzará asimismo la posición de Colonial en Madrid, donde la socimi ha anunciado que construirá un macrocomplejo de oficinas en el que invertirá más de 300 millones de euros. Un 77% de la cartera de Axiare está localizado en la capital española. «Los ingresos potenciales del Grupo resultante incluyendo el desarrollo de todos los proyectos se situarán en el entorno de 500 millones de euros anuales», ha destacado la empresa.

Todas estas cifras son posibles gracias al éxito de una oferta planteada en noviembre y que estaba condicionada que se lograra un 50% de la socimi más una acción sumando las aceptaciones a la oferta y la participación de Colonial. Un límite que, pese a las dudas iniciales, finalmente se ha sobrepasado con creces.

Y es que en un primer momento la socimi se mostró reacia a la operación. La compañía presidida por Luis López de Herrera-Oria aseguró días después del anuncio de Colonial que tenía «excelentes perspectivas de futuro» en solitario y «capacidad para generar un retorno atractivo en interés de todos sus accionistas, clientes y empleados».

En enero, el consejo de administración de Axiare moderó este discurso y se mostró «favorable» a la opa, si bien lanzó un mensaje a su máximo accionista al sostener que el precio ofrecido por acción, establecido inicialmente en 18,5 euros y rebajado luego a 18,36, era «mejorable».

Este paso finalmente no ha sido necesario. Colonial se ha hecho con 45.912.569 títulos de Axiare, más del 80% de las acciones a las que dirigía su oferta, planteada sobre la totalidad del capital social que todavía no controlaba (71,21%). La adquisición, que finalmente tiene un coste cercano a los 1.000 millones de euros, ha sido financiada mediante una ampliación de capital y la emisión de deuda por valor de 800 millones. Al no superar una participación del 90%, la CNMV ha explicado que no se podrán ejercitar los derechos de compra y venta forzosa.