La directora gerente del FMI, Christine Lagarde
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde - AFP

Los bancos españoles sufrirían pérdidas «significativas» si hay otra crisis de deuda soberana

El FMI alerta del excesivo peso de estos títulos en sus balances y señala que este escenario se produciría si el interés de los bonos nacionales subiera en 150 puntos –un 1,5%–

MADRIDActualizado:

El estrecho vínculo entre emisores soberanos y sus respectivos sistemas bancarios representa una vulnerabilidad específica para la estabilidad financiera de la zona euro, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que señala a España como uno de los países donde las entidades sufrirían mayores pérdidas en caso de un cambio brusco en la valoración de la deuda soberana. El Fondo traza un escenario «severo» en el que los intereses de los bonos nacionales suben 150 puntos: esta hipótesis provocaría «pérdidas significativas» en las entidades nacionales, según el 'Informe sobre Estabilidad Financiera Mundial' del FMI. No solo salpicaría a nuestro país: esta hipótesis se repite en otros países y también dañaría a las entidades de Bélgica, Italia y Portugal.

La institución apunta que esto puede explicarse en parte por el mayor interés ofrecido por los bonos de estos emisores soberanos, así como su uso por las entidades como colateral en sus operaciones de refinanciación con bancos centrales, así como la ponderación de estos bonos como activos de "riesgo cero" y su tratamiento como activos líquidos.

De este modo, tomando como referencia los datos de los últimos test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), el FMI advierte de que en un escenario adverso la subida brusca de la rentabilidad de los bonos soberanos "generaría pérdidas significativas" para los bancos examinados en Italia, Portugal y España.

No obstante, la institución destaca que los colchones de reservas de capital creados desde la crisis del euro para reforzar los balances de los bancos permitirían a la mayoría de entidades afrontar en mejores condiciones que en 2010 el impacto del escenario adverso contemplado, salvo en el caso de los bancos italianos y portugueses, cuyas ratios de capital CET1 sería algo inferiores a las de entonces.

En cuanto al sector asegurador de la zona euro, el FMI apunta que estas entidades atesoran más del 15% de los bonos soberanos de la zona euro, apenas algo menos que los bancos, además de la cuarta parte de los bonos emitidos por bancos de la zona euro.

Asimismo, el Fondo advierte de que la exposición media de las aseguradoras europeas a empresas y emisores soberanos con rating 'BBB', la última categoría por encima del grado especulativo o 'bono basura', se ha elevado desde el 5% en 2008 a más del 20% en 2017.

"Con un porcentaje más elevado de bonos de menor calificación, las aseguradoras están potencialmente más expuestas al impacto de una subida brusca de las rentabilidades de la deuda empresarial y soberana, así como a quiebras de empresas", añade la institución, señalando que, cualquier rebaja de rating, particularmente por debajo de 'BBB', podría conllevar unas mayores exigencias de capital.

De este modo, el FMI advierte de que esta situación hace que las aseguradoras de la eurozona sean más vulnerables a los canales financieros del nexo entre emisores soberanos y sector financiero, lo que en un escenario adverso podría implicar "pérdidas significativas" para las compañías de seguros, particularmente en países altamente endeudados.