Manifestación de trabajadores de Endesa, el año pasado, ante la embajada de Italia en Madrid
Manifestación de trabajadores de Endesa, el año pasado, ante la embajada de Italia en Madrid - ISABEL PERMUY

Los 26.000 extrabajadores de Endesa, sin luz gratis, ni seguro médico ni ayudas escolares

La Audiencia Nacional da la razón a la empresa, que suprimirá estos beneficios a partir del 30 de junio

MadridActualizado:

Los 1.200 jubilados y 24.800 trabajadores pasivos o familiares de estos (viudos/as, huérfanos/as) del grupo Endesa dejarán de beneficiarse de la denominada tarifa eléctrica de empleado (precio bonificado) y del seguro médico a partir del próximo 30 de junio, así como de las ayudas escolares, según una reciente sentencia de la sala de lo social de la Audiencia Nacional que desestima la demanda interpuesta por CC.OO. UGT, CIG y SIE (Sindicato Independiente de Energía).

La sentencia, que ha contado con el voto particular de la presidenta de la sala, Emilia Ruiz-Jarabo, se basa en que los empleados que causan baja por jubilación ordinaria o incapacidad carecen de vínculo contractual con la empresa al acabar la vigencia del convenio colectivo. El Ministerio Fiscal también había solictado una sentencia desestimatoria de la demanda.

Este caso surgió a finales de diciembre de 2018, cuando la empresa propuso la supresión de esos beneficios económicos y sociales de los trabajadores pasivos horas antes de que acabara la prórroga del IV convenio colectivo que había caducado el 31 de diciembre de 2017. La empresa dió por concluida la negociación colectiva el 27 de diciembre de 2018 tras 48 reuniones «en las que los sindicatos no consideraron ninguna de las propuestas de la compañía», según la empresa, que recuerda que «solo días antes del fin del convenio plantearon por fin una sola propuesta, la de ampliar la aplicación de la tarifa de empleado sin límite de consumo».

La tarifa de empleado, que tiene su origen en una ordenanza de 1970, pemite a los trabajadores de Endesa consumir gratis una elevada cantidad de energía eléctrica. A cambio, han de abonar los impuestos correspondientes y declararlo como pago en especie en el IRPF. Esta situación se repite en otras grandes compañías del sector.

Durante la negociación del convenio de Endesa, algunas fuentes aseguraron que los sindicatos había pedido elevar a 30.000 los kilovatios (kWh) de luz gratis para cada uno de los 9.000 empleados. Esta cifra fue considerada «desorbitada» por la empresa, ya que el consumo medio de una vivienda en España no llega a los 8.000 kWh. Esta petición supondría un desembolso de unos 50 millones de euros para la compañía que preside Borja Prado.

Hasta el 30 de junio

Respecto a esta tarifa de empleado, la empresa, «al objeto de que el personal pasivo pueda adoptar razonablemente una decisión en relación con la empresa comercializadora que libremente elija acorde con sus intereses, no aplicará hasta el día 30 de junio de 2019 un cambio respecto del citado beneficio. Igualmente, con la finalidad de que puedan realizarse adecuadamente los trámites procedentes con la aseguradora en relación con la cobertura médica que se disfrute, se mantendrá, hasta el citado 30 de junio, la póliza médica que viene abonando la compañía». Del mismo modo, para el personal pasivo que fuese beneficiario de alguna modalidad de ayuda escolar «y dado que dicho beneficio se extiende por curso académico, el mismo se mantendrá exclusivamente hasta la finalización del presente curso 2018/2019».

Además, sobre el personal en situación de «prejubilación», se seguirán rigiendo «por las condiciones acordadas en los pactos individuales efectuados en base a tales expedientes hasta que alcancen la situación de personal pasivo».

Mañana, paros y manifestaciones

Los sindicatos argumentaron que los referidos beneficios, «ya como condiciones más beneficiosas, ya como contenido contractualizado, forman parte del contrato de trabajo y que una vez expirada la vigencia del convenio debe ser respetado por la empresa». También alegaron que, en todo caso, «los beneficios establecidos en favor del personal pasivo son cláusulas contractuales en favor de terceros y que una vez establecidas no pueden ser desconocidas por la empresa». Por último, consideraban que la decisión empresarial «vulnera el derecho a la libertad sindical en su vertiente funcional a la negociación colectiva».

Las cuatro organizaciones sindicales con representación en Endesa han presentado un recurso de casación ante la sala cuarta del Tribunal Supremo. Además, han convocado un nuevo paro, en esta ocasión de 24 horas, mañana viernes, fecha en la que Endesa celebra la junta de accionistas en la que el jurista Juan Sánchez-Calero relevará a Borja Prado en la presidencia del grupo.